Steven Gerrard será transferido a Estados Unidos a finales de la temporada (AFP/Getty Images/Archivo).

(CNN) - Si eres un aficionado del Liverpool y buscas una entrada para ver el último partido que Steven Gerrard jugará en el Anfield te costará mucho dinero... la increíble cantidad de 19.000 dólares.

Ese fue el precio más alto de las entradas que están a la venta en el sitio web http://www.ticketbis.com para aquellos hinchas desesperados por ver a uno de los jugadores fundamentales del club en el partido del sábado con el Crystal Palace... el último partido en casa del capitán del Liverpool antes de partir para el LA Galaxy.

El precio de la entrada más barata para el citado juego en el sitio ticketbis.com era de 296 dólares, mientras que las entradas en http://www.stubhub.co.uk se habían agotado. El Liverpool normalmente les cobraría 77 dólares a los aficionados por este juego, el cual se considera un encuentro de categoría C.

Esta temporada los aficionados del Liverpool han protestado por los precios de las entradas de la liga de fútbol inglés y cientos han boicoteado un partido de visitante en el Hull City mientras que el club amenazado con ser relegado tenía previsto cobrarles 79 dólares por boleto.

El mes pasado el Liverpool anunció que congelaría los precios de los boletos de temporada para adultos durante la próxima temporada y ofreció un descuento del 10% en los boletos de la temporada junior.

En su última conferencia de prensa antes de su penúltimo partido para el club, le preguntaron a Gerrard: "¿Vas a llorar?"

"Solamente vine aquí para hablar sobre cómo venceremos al Crystal Palace", bromeó el jugador de 34 años de edad.

Pero en realidad no era así.

"Espero que no", respondió. "He estado temiendo este momento porque lo extrañaré mucho, pero el plan es tratar de no perder la cabeza y evitar las lágrimas, aunque no hay nada malo en ponerse emotivo".

"Realmente no soy alguien que deba recibir la atención y lo siento un poco por mis compañeros de equipo. Todo lo que puedo hacer es pedir disculpas si me he robado un poco la atención".

El excompañero de equipo de Gerrard, Jamie Carragher, ahora comentarista de la cadena británica Sky Sports, dijo que esperaba que no hubiera lágrimas por el acontecimiento, pero que incluso Gerrard no podría asegurarlo.

"Yo no soy como él, yo no soy de piedra. Ya veremos", bromeó Gerrard. Por lo general, no soy alguien que se ponga a llorar cuando se emociona, normalmente lo controlo, pero veremos que sucede".

En el transcurso de una brillante carrera, Gerrard ha disfrutado de muchos momentos memorables frente a su afición, pero tiene claro cuál fue su momento favorito.

"Mi juego favorito en Anfield podría ser cuando marqué un triplete ante el Everton", dijo. "Después de toda la atención que les he robado a los Bluenose (la jerga para referirse a los aficionados del Everton)".

No existen premios por adivinar qué fue lo que dijo Gerrard cuando se refirió a su momento favorito usando la famosa camiseta roja del Liverpool.

En 2005, él inspiró al equipo a una victoria improbable ante el AC Milan en la final de la Liga de Campeones. El Liverpool perdía 3-0 en el primer tiempo, pero se recuperó para ganar después de una tanda de penaltis.

La hazaña ya ha sido apodada como "El milagro de Estambul".

"Fue la mejor noche de mi vida", recordó. "Quedará en la historia como la mejor final de la Liga de Campeones".

Al final de la conferencia de prensa, el pronunció algunas palabras emotivas para el exentrenador Gerard Houllier, quien le dio la oportunidad para debutar en el club en 1998.

"Le debo mucho a Gerard Houllier", dijo. "Él fue como un padre para mí".

A pesar de que estará siendo transferido a Estados Unidos a finales de la temporada, Gerrard reveló que actualmente se lleva sus insignias de entrenamiento de la UEFA y ha dicho en varias ocasiones que le complacería regresar al Liverpool algún día.