(CNN) - Hace dos años en Hong Kong parecía como si el juego se había terminado para un artista callejero que intentaba transformar la ciudad en un videojuego de 1980.

Las autoridades no valoraban sus personajes pixelados como Pac-Man y Super Mario que aparecían en sus paredes, así que los borraban.

Ahora Invader, el nombre anónimo con el que se conoce al artista francés, ha regresado con una exposición más nueva y más grande de sus obras... su mayor aventura en solitario hasta la fecha fuera de Europa.

Y esta vez cuenta con la aprobación oficial.

Las piezas no convencionales de Invader, las cuales están hechas de mosaicos, lo han convertido en uno de los artistas callejeros más famosos del mundo, junto con el británico Banksy.

Algunas de sus obras favoritas han sido recreadas para ser exhibidas, junto a algunas nuevas piezas, en una galería de Hong Kong. También han regresado a las calles.

Las obras incluyen cubos de Rubik, despliegues de una "pintura en movimiento" LED inspirada en el horizonte saturado de tonos neón de Hong Kong y un homenaje a Bruce Lee.

Invader dice que se "entristeció" cuando las autoridades borraron casi el 90% de sus nuevas obras un mes después de que se establecieran en 2014.

Él le dice a CNN (por medio de correo electrónico para conservar su anonimato) que a su nueva exhibición le puso "Wipe Out" (Borrar) —exhibiendo nuevas obras y réplicas de piezas anteriores— en memoria de las exhibiciones que perdió en Hong Kong.

"Quiero que el público de Hong Kong pueda ver las obras en persona, de cerca y en detalle, además de interactuar con las mismas a un nivel muy diferente", dice.

Invader dice que su inspiración la toma de cada ciudad en la que trabaja.

"Proyecto sin fin"

"También es una buena oportunidad para que ellos entiendan mejor mi trabajo y cómo ha invadido la ciudad en diferentes lugares, los cuales investigo teniendo muchas ideas en mente".

"Es una manera de mostrar lo que Hong Kong ha perdido y mantener un recuerdo de estas obras".

Invader dice que trabajó junto a los artesanos locales para producir nuevas piezas y, como siempre, se inspiró en la cultura local.

"En el caso de Hong Kong, por ejemplo, he creado obras que giran alrededor de la figura de Bruce Lee, dólares, colores rojo y oro, dragones, jarrones Ming"...

"Cada vez descubres nuevas formas de comunicarte con los diferentes paisajes urbanos y diferentes audiencias y, por supuesto, investigar y comprender el entorno local es una parte importante del proceso para garantizar que siga siendo innovador y creativo".

Invader revela que su tema favorito entre sus obras de arte es, apropiadamente, "Space Invader"... pero es algo diferente cuando se trata de jugar en realidad los videojuegos.

"'Space Invaders' es importante porque es la prehistoria de los videojuegos", añade. "Pero jugar 'Pac-Man' es mucho más divertido".

Invader, quien no dará a conocer dónde piensa establecer su próxima invasión, considera que su trabajo es un "proyecto sin fin" que está ayudando a redefinir el futuro del arte.

"Creo que el arte callejero se está convirtiendo en el movimiento artístico más importante del siglo XXI", dice. "He notado que los jóvenes estaban totalmente entusiasmados con el mismo. Este es el arte de su generación".

La exposición "Wipe Out" se está llevando a cabo en PMQ en Sheung Wan, Hong Kong, del 2 al 17 de mayo del 2015.