San Marcos, en Texas, está en la zona de mayor devastación.

(CNN)– Las autoridades de Texas y Oklahoma aún tratan de evaluar el alcance de los daños y la destrucción causados por unas lluvias récord.

El mal tiempo dejó al menos cuatro muertos, entre ellos uno en Texas y tres en Oklahoma, 12 desaparecidos y cientos de casas arrasadas. Las tormentas están disminuyendo, pero eso no significa que la amenaza se ha ido.

 

Un día después de unas lluvias récord que dejaron tres muertos y arrasaron cientos de casas en Texas y Oklahoma, la amenaza continúa en forma de inundaciones.

Las crecidas de ríos y arroyos aún son difíciles de contener y podrían provocar más inundaciones y aunque la cantidad de lluvia ha disminuido, como el suelo está saturado, cualquier pequeña cantidad podría tener consecuencias devastadoras, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional advirtió.

Una emergencia de inundación repentina fue emitida el lunes para varias áreas en el centro-sur de Texas, incluyendo la ciudad de Austin y el condado de Hays, a las afueras de Austin.

El coordinador de emergencias de Hays County, en Texas, dijo lunes que hay 12 personas desaparecidas pertenecientes a familias que se reunieron a pasar el fin de semana largo (en Estados Unidos se celebró el lunes el Memorial Day) y que por eso es probable que entre los desparecidos haya niños.

Las crecidas de ríos y arroyos aún son difíciles de contener y podrían provocar más inundaciones y aunque la cantidad de lluvia ha disminuido, como el suelo está saturado, cualquier pequeña cantidad podría tener consecuencias devastadoras, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional advirtió.

La lluvia que cayó la noche del sábado al norte de Texas y Oklahoma rompió varias presas, mientras los equipos de emergencia luchaban para sacar a los residentes locales de una inundación.

Destrucción en Texas

La destrucción y la amenaza de más mal tiempo provocaron que el gobernador de Texas, Greg Abbott, agregara otros 24 condados a la lista de 13 que ya estaban bajo una declaratoria de desastre, lo que permite al Estado a utilizar todos los recursos "razonablemente necesarias para hacer frente a este desastre".

Previsiones piden tormentas eléctricas, granizo, vientos fuertes, inundaciones repentinas, inundaciones río y tornados de esta semana, dijo la declaración del gobernador.

En el condado de Hays, hasta 400 viviendas fueron arrasadas."Tenemos calles enteras que tienen tal vez una o dos casas, y el resto son solo losas", dijo Kharley Smith, coordinadora de emergencias.

Más de 1000 más viviendas resultaron dañadas, y las aguas se llevaron dos puentes principales.

Cientos de personas fueron rescatadas o evacuadas de sus casas, según la oficina del alguacil. La mayor parte de los rescates ocurrió cerca del río Blanco. Se acondicionaron refugios en dos escuelas, un centro comunitario y un asilo.

En San Marcos, Texas, una ciudad entre San Antonio y Austin que estaba en la zona de mayor devastación, el jefe de bomberos Ken Bell dijo que al menos una persona fue confirmada como muerta.

Cerca de 400 casas en la presa Louis Creek fueron evacuadas, de acuerdo con Miranda Haas, de la oficina de Manejo de emergencias en el condado de Montgomery, Texas. La edificación no se ha desbordado y los trabajadores continúan reforzándola con tierra.

Un bombero ahogado en Oklahoma

Tres personas murieron en el vecino estado de Oklahoma.

Una mujer murió el sábado en Tulsa. Un hombre falleció el lunes en Sapulpa y en la cercana ciudad de Claremore falleció un bombero intentando realizar un rescate, indicó el gerente de emergencias locales, Thomas Hudson.

Con los 8 centímetros de lluvia que cayó el sábado, la ciudad de Oklahoma elevó el índice mensual de precipitación hasta los 44 centímetros, superando los 37 centímetros registrados en junio de 1989, hasta ahora su récord histórico.

La 'inundación histórica' de Wichita Falls

Las autoridades advirtieron a los residentes de la ciudad de Wichita Falls, en Texas, que existen grandes riesgos de que el río se desborde e inunde partes de la urbe.

"Las previsiones del Sistema Meteorológico Nacional indican que habrá una inundación cerca del río Wichita", indicó el departamento de manejo de emergencias local. "Se refieren a esto como una inundación 'histórica'".

Se hizo un llamado para la evacuación voluntaria en 2.177 casas.

Wichita Falls ha tenido el mayo con más precipitaciones jamás registrado y "puede imponerse como el mes más lluvioso del que se tenga conocimiento", dijo el comunicador climático de CNN, Sean Morris.

A pesar de la lluvia, el oeste de Oklahoma y parte de Texas todavía enfrentan una temporada seca, informó el monitor de sequía de Estados Unidos.

En 2011, una sequía e incendios forestales dañaron gravemente Texas. Por lo menos se perdieron 5.000 millones de dólares y fueron dañados decenas de miles de hogares, informaron las autoridades.