LeBlanc afirma no saber nada del elefante además de su gusto por las 'selfies' y los plátanos (Instagram/Christian LeBlanc).

(CNN) — Muchos turistas se han tomado selfies posando con un elefante durante sus viajes. Hasta el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, lo hizo.

Pero, ¿cuántos han tenido un elefante como su fotógrafo?

Christian LeBlanc, un canadiense de 22 años, salió en una elphie (un autorretrato hecho por un elefante) en una isla tailandesa este año.

"Mi novia y yo explorábamos la isla cuando nos encontramos con una pareja de elefantes", dijo a CNN por correo electrónico. "Por 50 centavos (casi 8 pesos) podías comprar una canasta con plátanos para alimentarlos, así que decidimos llevar una".

El elefante que LeBlanc alimentaba decidió que no era suficiente y comenzó a buscar más comida con la trompa.

"Lo siguiente que supe fue que sacó mi GoPro y nos tomó la mejor selfie de la vida, en la que no tengo crédito alguno", comentó.

El elefante era 'muy juguetón'

La GoPro de LeBlanc, una cámara portátil para deportistas, estaba programada para disparar continuamente, así que capturó la vista desde la trompa del elefante. Pero el joven no descarta la posibilidad de que el animal supiera lo que estaba pasando.

"Los elefantes son increíblemente inteligentes y definitivamente te hace preguntarte si fue una acción conciente", dijo.

La fotografía se tomó en la isla de Koh Phangan hace cerca de dos meses, pero recientemente recibió atención en línea y de los medios internacionales.

El elefante proclive a las fotografías sigue siendo un misterio.

"No sé nada del elefante además de que le gustan las selfies", dijo LeBlanc. "Su personalidad es muy juguetona y le gustaban los plátanos porque se los devoró".

No es la primera 'elphie'

LeBlanc estudiaba en Bangkok antes de que él y su novia comenzaran a viajar. Este fue su primer encuentro con un elefante.

"Al principio, estaba un poco reservado por su tamaño", dijo a CNN. "Sin embargo, en pocos minutos me di cuenta de que pese a su poder, el elefante era gentil. Me confíe tanto que bajé la guardia y lo dejé agarrar mi GoPro".

Su fotografía es inusual, pero no es la primera de la que se tiene registro.

El año pasado, un elefante en un safari de Gran Bretaña presuntamente se tomó una selfie con el teléfono que uno de sus visitantes olvidó.

La polémica de las fotos con animales

Cuando un animal toma una fotografía, despierta temas peliagudos sobre los derechos de autor de la imagen, descubrió David J. Slater luego de que un macaco se tomara una fotografía con su cámara.

Algunas de las fotogradías de turistas posando con animales, como la que se tomó la cantante Rihanna con un primate en peligro de extinción, han generado advertencias de los grupos de defensa animal sobre el trato abusivo a la fauna silvestre.

LeBlanc, mientras tanto, visitó Filipinas y tomó sus juegos de selfies con animales bajo el agua; recientemente compartió cámara con un tiburón ballena, el pez más grande del mundo.