(CNN Español) -   La Audiencia de Palma confirmó este viernes que la infanta Cristina tendrá deberá sentarse en el banquillo como presunta cooperadora de dos delitos fiscales de los que se acusa a su marido, Iñaki Undangarin, en el juicio del llamado caso Nóos, según reporta la agencia Efe.

La defensa de la infanta Cristina, hermana del rey Felipe VI de España, presentó este jueves una solicitud para que el juicio se llevara a cabo sin la necesidad de que ella rindiera testimonio.

En contra de los argumentos de la defensa de Cristina de Borbón, la Fiscalía y la Abogacía del Estado, Castro consideró que la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias está legitimada para llevar a juicio en solitario a la hermana del rey, para la que reclama ocho años de prisión.

Los abogados de la infanta creen que el tribunal de la sección primera de la Audiencia encargado de resolver el caso, que preside Juan Pedro Yllanes, debería resolver la discrepancia durante el encuentro previo a la ordenación del juicio en el que estarán los magistrados. Esto evitaría que la infanta se siente en el banquillo ni siquiera cuando se planteen las cuestiones previas, según afirma Efe.

El "caso Nóos" hace referencia a una fundación sin fines de lucro presidida por Urdangarin, a la que supuestamente fueron desviados varios millones de euros de dinero público a mediados de la pasada década.

Tres magistrados de la Audiencia Provincial de Palma imputaron en noviembre de 2014 a Cristina de Borbón por dos delitos fiscales, pero retiraron esa condición en el caso de blanqueo de capital.