Las sandalias y un libro de un turista manchados con sangre tras el ataque a tiros en un complejo turístico de Túnez. (Crédito: BECHIR TAIEB/AFP/Getty Images).

(CNN) – Aún falta mucho para que quede claro si los tres ataques del viernes, en Túnez, Francia y Kuwait, están directamente relacionados, pero los expertos en terrorismo están de acuerdo en que todos ellos servirán para que ISIS regrese a los titulares.

Los ataques, en los que murieron docenas de personas, ocurrieron días después de que un portavoz del grupo yihadista instó a sus seguidores a intensificar los ataques durante el mes sagrado musulmán del Ramadán.

Cuando ISIS asume la autoría de los ataques, esto los hace verse más exitosos y estimula el reclutamiento, comentó el analista de terrorismo de CNN, Paul Cruickshank. "Este es un grupo que se alimenta de su propio éxito", dijo. "Podemos esperar más de esto durante el Ramadán, especialmente en occidente".

'La vigilancia es bienvenida'

Menos de seis meses después de los ataques de Charlie Hebdo en París, las autoridades francesas ya habían advertido que se enfrentaban a una amenaza sin precedentes de parte de los atacantes que trabajan como "lobos solitarios" o de algo más coordinado.

El sospechoso del ataque del viernes en Francia ya era conocido por la policía, pero Cruickshank señaló que a las autoridades francesas no les es posible monitorear a los miles de presuntos yihadistas en el país. Los niveles de seguridad ahora se elevarán todavía más en toda Europa, añadió, especialmente durante el Ramadán.

Una mayor vigilancia sería bien recibida por muchos en Francia, dijo la comentarista Agnes Poirier. El hecho de que el sospechoso era conocido "pone de relieve la extraordinaria dificultad en la que la policía francesa y las fuerzas europeas contra el terrorismo en general, se encuentran en este momento".

"Estos detalles ponen de relieve la extraordinaria dificultad en la que la policía francesa y las fuerzas europeas contra el terrorismo en general, se encuentran en este momento. Las redes sociales se han apresurado a cuestionar incluso otro caso de un ataque que no fue frustrado a tiempo", dijo Poirier.

"Sin embargo, estos actos están siendo frustrados todos los meses sin que el público en general sea informado. La mayoría de los franceses se sienten no solo impotentes sino frustrados frente a una amenaza cuya naturaleza es, por definición, impredecible y que tiene el objetivo de apuntar directo al corazón de la sociedad".

El peligro de darle la gloria a ISIS

Los tiroteos en un centro turístico en una playa de Túnez, llegaron tres meses después de que hombres armados abrieran fuego en el Museo del Bardo, matando a 21 personas, la mayoría de ellas, turistas europeos.

Ese ataque fue el más mortífero perpetrado en contra de turistas en el mundo árabe desde la masacre de 1997 en Lúxor, Egipto.

Ahora existen probabilidades de que haya una ofensiva contra los islamistas, pronosticó Cruickshank, pero el peligro es que esto va a ser contraproducente, dándole más gloria a ISIS en un país donde más de 3.000 tunecinos han viajado para emprender el yihad en Siria e Iraq.

Se cree que cerca de 500 de esos combatientes han regresado, poniendo a prueba los recursos de los servicios de seguridad.

En diciembre de 2014, ISIS publicó un video pidiéndole a los tunecinos que juraran lealtad al grupo y llevaran a cabo ataques, incluyendo asesinatos.

Los turistas eran un blanco especialmente atractivo y fácil para los yihadistas, dijo Alexander Meleagrou-Hitchins, del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización en el King's College de Londres.

"Una de las cosas principales que obtienes cuando atacas las industrias turísticas en países como este que realmente dependen del turismo es que estás golpeando la economía".

"La industria turística y la economía de Kenia han sufrido un enorme golpe desde que se convirtieron en un objetivo importante de al-Shabaab y es probable que este sea nuevamente un intento para desestabilizar [Túnez] también".

Provocando represalias

El viernes, en la capital de Kuwait, la explosión de una bomba arrasó con una mezquita durante las oraciones del viernes, lo que dejó un saldo de 27 personas muertas y más de 200 feligreses heridos, informaron los medios estatales.

ISIS se atribuyó la responsabilidad por lo que calificó como un atentado suicida en la mezquita chiíta Al-Sadiq. La elección del objetivo es importante, dijo Cruickshank, porque el grupo ha estado tratando de aumentar las tensiones sectarias al provocar represalias chiítas en contra de los sunitas.

También quiere obligar a los estados del Golfo a proteger a las minorías chiítas al obligarlos a enfrentar incómodas situaciones políticas a fin de deslegitimar esos regímenes, agregó.