Una turista coloca flores en la playa donde ocurrió un ataque terrorista contra británicos en Túnez (Getty Images/Archivo).

(CNN) - Cinco días después de que un pistolero echara a perder la calma de una playa tunecina en un sangriento ataque terrorista, en el que murieron 38 personas, los cuerpos de las víctimas empezarán su viaje de regreso a casa.

Los cuerpos de ocho víctimas británicas del ataque abandonarán la morgue de Túnez, la capital tunecina, aproximadamente al mediodía, hora local, del miércoles, dijo el Ministro de Salud de Túnez, Said el-Aidi.

Ellos serán los primeros en volar de regreso al Reino Unido y serán llevados en un avión de transporte militar a la base aérea Brize Norton de la Real Fuerza Aérea (RAF, por sus siglas en inglés). Los ataúdes serán recibidos por los familiares de las víctimas antes de ser llevados a una oficina forense de Londres.

Gran Bretaña sufrió la mayor cantidad de pérdidas en el ataque, ya que se temía que hasta 30 de las víctimas fueran británicas, según una portavoz de Downing Street.

Se espera que este miércoles tres víctimas irlandesas también sean repatriadas, según el-Aidi le dijo a CNN.

Cuando se le preguntó por qué había tomado tanto tiempo identificar a las víctimas, el-Aidi dijo que no creía que se hubieran tardado mucho tiempo y que las autoridades tenían que ser minuciosas y seguir los procedimientos y normas internacionales.

El ministro de Relaciones Exteriores de Túnez dijo que los 34 cuerpos que han sido identificados incluyen 26 británicos, un belga, dos alemanes, un ruso, tres irlandeses y un ciudadano portugués.

Según el-Aidi le dijo a CNN, es muy probable que se confirme que las otras cuatro víctimas sean británicas, pero que el proceso de identificación aún se está llevando a cabo.

El martes, cuatro de los británicos más gravemente heridos llegaron al Reino Unido, quienes fueron llevados en un avión militar para recibir tratamiento.

El tiroteo en el que murieron 38 personas es el ataque más significativo contra ciudadanos británicos desde los bombardeos que tuvieron lugar en el transporte de Londres hace 10 años.

Las autoridades tunecinas han aumentado la seguridad mientras investigan si el pistolero que según ellos fue el responsable, Saif Al-Deen Al Rezgui, tenía cómplices en el ataque mortal que ocurrió el viernes en el complejo turístico frente a la playa de Susa.

ISIS se atribuye la responsabilidad

El martes surgió la posibilidad de que exista una relación con otro ataque terrorista tunecino.

Al Rezgui, de 24 años de edad, entrenó con las personas que llevaron a cabo el ataque en el Museo Nacional del Bardo de Túnez en marzo, según Rafik Chelly, secretario de Estado de Seguridad de Túnez, le dijo a CNN.

Un una declaración de audio en línea, ISIS —el cual ha dicho que está detrás del ataque al complejo de la playa— asumió la responsabilidad por el ataque al Museo Nacional del Bardo e identificó a dos hombres, Abu Zakariya al-Tunisi y Abu Anas al-Tunisi, como los responsables del ataque. CNN no pudo verificar de forma independiente la legitimidad del audio en el que se hizo tal afirmación.

Las autoridades tunecinas dicen que creen que solo un hombre, Al Rezgui, fue el responsable del ataque. La policía lo mató a tiros cerca de la escena.

Sospechosos 'peligrosos' que son buscados

Un hombre llamado Fathi estaba trabajando en una casa cercana durante el ataque y vio morir al pistolero.

"Él estaba esperando la bala para morir, como si ya hubiera terminado su misión", le dijo a CNN.

El Ministerio del Interior de Túnez dio a conocer los detalles e imágenes a través de Facebook de otros dos sospechosos — descritos como "terroristas peligrosos" — que son buscados en relación al ataque.

Ellos han sido identificados como Rafeeq al-Tayary, de 28 años de edad, y Mohammed bin Abdullah bin Mohsen al-Shirady, un estudiante de 23 años de edad.

El ministro del Interior de Túnez, Najem Gharsalli, anunció una ronda inicial de arrestos el lunes, que según dijo era "un primer grupo, la parte importante de la red que estaba detrás de este terrorista criminal".

Llamado para ayudar a los trabajadores del hotel

Muchos turistas optaron por acortar sus vacaciones tras el ataque sangriento en el Hotel Riu Imperial Marhaba.

Aunque algunos turistas se han quedado, los funcionarios tunecinos temen que las preocupaciones por la seguridad afecten gravemente los ingresos por turismo que aportan de forma directa alrededor de un 7% del PIB del país.

Un turista británico, Nathan Priestley, ha puesto en marcha un recurso en línea para recaudar fondos para el personal del hotel cuyo coraje durante el ataque "ayudó a salvar muchas vidas ese día".... pero que podrían perder mucho a medida que el flujo de visitantes disminuye.

"Muchos de ellos han tenido que poner buena cara y seguir trabajando en estos momentos difíciles", dijo.

Ninguno de ellos está recibiendo algún tipo de apoyo psicológico o financiero, dijo, "y a muchos de ellos se les ha dicho que no lleguen a trabajar porque apenas han quedado algunos huéspedes en el hotel".