(CNN Español) - Unos turistas en el parque Yellowstone se llevaron el susto de sus vidas cuando un oso demasiado amigable decidió que quería subir al auto con ellos.

Los pasajeros del carro lograron grabar en video el momento en el que un oso se acerca al vehículo y pone sus enormes patas en la parte delantera del carro.

El oso se para en las patas de atrás y pone sus garras sobre la tapa del motor del auto, inspecciona durante algunos segundos al vehículo y sus pasajeros, y luego se aleja sin causar daños.