Foto de los negociadores tras el acuerdo.

(CNN)– Después de 20 meses de conversaciones tortuosas, los negociadores han alcanzado un acuerdo histórico destinado a frenar el programa nuclear de Irán, informaron Europa e Irán este martes desde Viena.

"Este acuerdo hará al mundo más seguro", dijo la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

"Bajo ninguna circunstancia Irán buscará, desarrollará o adquirirá armas nucleares", agregó la jefa de la diplomacia europea.

Previo a la rueda de prensa, en la que acompañó a Mogherini, el ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, dijo que el acuerdo "no era perfecto", pero lo calificó como un "momento histórico".

La idea esencial detrás del acuerdo es que a cambio de límites en sus actividades nucleares, Irán obtenga alivio en las sanciones, mientras que se les permitirá continuar con su programa nuclear con fines pacíficos.

Obama: "Sería irresponsable no aceptar este acuerdo"

En una conferencia desde Washington, el presidente estadounidense Barack Obama dio más detalles del acuerdo.

Obama dijo que "gracias a este acuerdo Irán modificará los reactores de los que dispone para no producir uranio enriquecido".

Agregó que no es un acuerdo basado en la confianza, sino en la verificación. "Los inspectores tendrán acceso a las instalaciones las 24 horas".

Así mismo, dijo que Irán debe completar medidas clave antes de que se empiece a dar un alivio a las sanciones internaciones. "Si Irán cumple, vamos a aliviar las sanciones", dijo.

Se espera que el acuerdo tenga que hacer frente a la feroz oposición de los republicanos en el Congreso de Estados Unidos, que tiene 60 días para revisarlo.

En ese sentido, Obama anunció que vetará cualquier legislación que frene la implementación exitosa del plan. "Sería irresponsable no aceptar este acuerdo", dijo.

Los líderes de las potencias que participaron en las conversaciones (EE.UU., Rusia, China, Francia, Gran Bretaña Alemania) han respaldado un acuerdo como la mejor manera de impedir que Irán se convierta en una potencia nuclear.

Irán, por su parte, ha estado ansioso por deshacerse de las sanciones económicas internacionales que han apretado su economía.

 

Israel: "un error histórico"

Una de las primeras reacciones al acuerdo fue de Israel, férreo crítico de las negociaciones.

El primer ministro Benjamin Netanyahu describió el acuerdo como "un error histórico para el mundo" que permitirá a Irán "encender su máquina de terror".

La viceministra de Relaciones Exteriores israelí, Tzipi Hotovely dijo que Israel "tomará todas las medidas para tratar de impedir la aprobación del acuerdo".

"Este acuerdo es un acuerdo de rendición histórica de Occidente al eje del mal encabezado por Irán", tuiteó Hotovely.

Dos años de negociaciones

Diplomáticos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania han estado negociando con los iraníes desde 2013.

Las conversaciones oficiales comenzaron después de las elección ese año del presidente reformista iraní Hassan Rouhani. Parecía abierto a relaciones más cálidas con Occidente y dijo que iba a trabajar para poner fin a las sanciones internacionales.

Las discusiones en noviembre 2013 condujeron a un acuerdo provisional llamado el Plan de Acción Conjunta, que ofrecía algún alivio a las sanciones a cambio de límites al programa nuclear de Irán, en espera de nuevas conversaciones hacia una solución permanente.

Hace tres meses, los negociadores avanzaron más, instalándose en un acuerdo marco que establece los principios generales para el acuerdo final.

Las conversaciones en las últimas semanas para llegar a un acuerdo global se habían estirado más allá de su plazo original del 30 de junio. Aún en la noche del lunes los puntos de fricción permanecían, incluyendo la insistencia de Irán en el levantamiento de un embargo sobre la venta de armas y misiles convencionales, dijeron las fuentes.