James Holmes fue sentenciado a cadena perpetua por matar a una docena de personas en un cine de Aurora, Colorado (CNN).

(CNN) — Un jurado sentenció este viernes a James Holmes a cadena perpetua sin derecho a libertad anticipada por el tiroteo en un cine de Aurora, Colorado, en julio de 2012, en el que murieron 12 personas y más de 70 quedaron heridas.

Holmes fue condenado el mes pasado por los 24 cargos de asesinato en primer grado —dos por cada una de las víctimas mortales del tiroteo.

El jurado, que comenzó a deliberar la noche del jueves, es el mismo que ya había condenado a Holmes, de 27 años, por los homicidios cometidos, haciéndolo elegible para los procedimientos de pena de muerte. También fue encontrado culpable de intentar matar a las 70 personas que hirió.

El tiroteo ocurrió en julio de 2012, durante una proyección de media noche de la película de Batman, el caballero de la noche en el suburbio de Aurora, en Denver, Colorado, donde Holmes entró al cine por una puerta trasera y abrió fuego.

El abogado de Holmes argumentó que su cliente está enfermo mentalmente y sufrió de un episodio psicótico cuando pintó su cabello anaranjado como el villano el Guasón, llenó su departamento de explosivos, se vistió con ropa táctica y roció balas en el cine debajo de una capa.

En su cierre, el ataque fue descrito como una "tragedia" nacida de la enfermedad y no la elección, dijo la abogada pública Tamara Brady al jurado. Las muertes no pueden ser contestadas con otra muerte, y Holmes sería castigado por el resto de sus días con una cadena perpetua, argumentó.

Los fiscales, sin embargo, argumentaron que Holmes debería morir por sus crímenes. Su enfermedad mental no evitó que actuara "racionalmente" en otras fases de su vida, y el acusado debe ser responsabilizado por el asesinato masivo, dijeron.

Holmes reconoció sus crímenes y se declaró no culpable por demencia.

El atacante había comprado su boleto para ver la película de Batman 12 días antes de la noche fatal.