(CNN Español) - Los argentinos elegirán este domingo a los candidatos presidenciales para las elecciones del 25 de octubre. Algunas coaliciones opositoras definirán a sus candidatos, mientras que el partido de la presidenta Cristina Fernández presenta un candidato único, Daniel Scioli.

Los candidatos opositores cierran sus campañas con todo el impulso, ahora más que nunca antes, a través de las redes sociales, aprovechando las áreas grises para su promoción final.

Zona gris

A partir de las ocho de la mañana de este viernes, está prohibido ver a los candidatos presidenciales en medios de comunicación. En las últimas 48 horas antes de la apertura del comicio hasta tres horas después del cierre no se puede hacer propaganda política. Esta restricción no rige estrictamente para las redes sociales.

"No hay una regulación clara en cuanto al uso de los medios sociales en Argentina", explicó Virginia García Beaudoux, directora del Centro de Opinión Pública de la Universidad de Belgrano.

Este vacío legal no alcanza algunas dimensiones de la publicidad política, como la pauta paga en línea.

"Lo que no pueden hacer [los políticos] en las redes sociales es pautar, no puedes tener un Twitter promocionado, ni puedes pautar en Facebook y lo que tampoco pueden operar son los blogs y los portales de noticias", expresó Mariano Tato, CEO de Becom1, una consultoría en nuevos medios de comunicación.

Sin embargo, las áreas grises son las más atractivas para los candidatos, según Tato: "Todas las comunidades que vos creaste en Facebook, o en Twitter, o en Instagram, o en cualquier otra red social, se mueven con total libertad y acá entras en un parámetro ético porque no está regulado", dijo a CNN.

¿Estrategias creativas o faltas éticas?

La clave para sortear la restricción legal pasa por mostrarse de una forma atractiva. Durante el día de elecciones, se esperan estas faltas éticas de los políticos.

"Van a mostrar desde horas tempranas su voto y van a colgar algún videíto que, con mucha cautela, los va a incentivar a que los voten, a que sean votados y a que sean amplificados por esas comunidades que supieron crear", explicó Tato.

¿Twitter o Facebook?

En este juego, Twitter no es la estrella. En la Argentina, la política no usa esta red social para hablar con el electorado.

"Normalmente, Twitter es el medio que los políticos privilegian para llamar la atención de los periodistas", analizó García Beaudoux.

"Los políticos, y los equipos de campaña incorporan la tecnología nueva pero no se sacan los conceptos viejos donde antes se criticaba al otro, ya no funciona, el electorado de ADN puramente digital necesita contenidos frescos, espontáneos y positivos", agregó Tato.

Especialmente en la cuestión de contenido positivo, es donde la política local no logra convocar al gran público a sus creaciones en 140 caracteres.

"Muchos políticos durante este año de campaña han empleado el Twitter especialmente para mostrarse con o para detractarse contra, pero no ha sido propositivo", y eso, según Tato, deja a la mayoría de los usuarios insatisfechos.

Por otra parte, otra red social se lleva la mejor nota, aunque se identifique con la F.

"Facebook permite posteos más extensos, y mayor interactividad, porque la gente puede dejar sus opiniones y la gente puede plantear sus reclamos a los políticos", explicó García Beaudoux, "está más pensado para que los ciudadanos sean parte de un proceso".

Otra red social que se ha prestado para divulgar contenidos y llamar la atención es YouTube. Allí, la creatividad del video permite complementar buenos textos con imágenes y, en algunos casos, llevar melodías atractivas a miles de potenciales votantes, como hizo un candidato a jefe comunal.

https://www.youtube.com/watch?v=vlaJG-JVhTU

Todas las comunidades que vos creaste en Facebook, o en Twitter, o en Instagram, o en cualquier otra red social, se mueven con total libertad y acá entras en un parámetro ético porque no está regulado

Mariano Tato, CEO de Becom1