(HLN) - No está claro si el cerdo ganador de Cade Russell tiene un nombre, pero sabemos que el animal debe sentirse muy orgulloso después de la oferta de 31.000 dólares por el animal del pasado fin de semana en la feria del Condado Morgan en Utah.

El cerdo probablemente se pavonea ahora con un sentido inflado de orgullo, creyendo ser un ser de extraordinario valor. Por lo general, eso sería inaceptable: un cerdo necesita saber su lugar. Pero, en una forma en que puede ser difícil de explicarle al animal, este cerdo es especial. Es el cerdo que ayudó a pagar el tratamiento contra el cáncer de la madre de Cade.

Monica Russell ha estado combatiendo el cáncer de seno por un buen tiempo ya. Su hijo Cade ha participado en actividades de la organización juvenil 4-H durante años y normalmente vende cerdos en lugares como la feria del condado. Un cerdo cualquiera puede venderse en unos cuantos miles de dólares, que es algo impactante, pues los cerdos ni siquiera pueden coser botones de camisas ni cursar estudios universitarios.

Sin embargo, cuando el cerdo de Cade fue presentado el sábado con el lazo rosa de la lucha contra el cáncer, las ofertas en la subasta sobrepasaron las expectativas. "De repente el precio del cerdo empezó a dispararse", le contó Mónica Russell a KSL.com. "Cuando llegó a alrededor de 7.000 dólares, abrí los ojos pensando 'Dios mío, no puede creer que estemos haciendo esto'".

El cerdo probablemente no lo pueda creer tampoco. Fue probablemente el momento más grandioso de la vida del animal. No tan grandioso, quizá, como el momento que vivieron los amigos y la familia de Russell cuando el martillo de la subasta finalmente decretó la venta en 31.000 dólares.

La suma será dividida entre algunos miembros de la comunidad que habían planeado aumentar las ofertas como gesto de cariño para Russell y su familia.

Y necesita todo el cariño que se pueda, pues Russell aún debe enfrentar varias sesiones de quimioterapia, radicación y unas cuantas cirugías.

"Fue muy emotivo porque tenemos una comunidad que apoya a nuestros niños a través de la exposición del ganado en la feria", dijo Russell.

"Pero también están mostrando apoyo a nuestra familia".

¡Y el cerdo! Ese cerdo debe ser felicitado. Es de buena suerte.