(AFP/Getty Images/Archivo).

(CNN) - Luego de que Estados Unidos reabrió su embajada en La Habana, muchos estadounidenses con razón se preguntan qué es lo que realmente ha cambiado como resultado de la nueva política de Washington con la nación insular de régimen comunista.

Ya que hablamos de Cuba, no esperes que todo quede perfectamente claro:

1. ¿Cómo pueden los estadounidenses visitar Cuba de manera legal?

Los ciudadanos estadounidenses necesitan la aprobación del Departamento del Tesoro para gastar dinero en Cuba. Desde el final del gobierno de Eisenhower, la mayoría de transacciones comerciales con Cuba están prohibidas y son punibles con fuertes multas o incluso con sentencias de cárcel. Cuba sigue siendo el único país en el mundo que es una zona prohibida para los turistas estadounidenses.

Habiendo dicho eso, recientemente se ha hecho mucho más fácil que los estadounidenses visiten de manera legal la isla que se encuentra a solo 144 kilómetros frente a la costa de Estados Unidos, por razones que no sean turismo.

En enero de 2015, el presidente Barack Obama amplió las categorías de viajes autorizados a Cuba. Los ciudadanos de Estados Unidos pueden viajar de manera legal a Cuba si ellos están involucrados en actividades como la investigación profesional, si participan en un evento deportivo, se presentan en un concierto, trabajan en un proyecto humanitario o participan en actividades educativas.

Antes, muchas de estas actividades requerían solicitar un permiso específico y maniobrar por un laberinto de burocracia del gobierno. Ahora, muchos ciudadanos estadounidenses en esencia pueden "autorizarse a sí mismos" si creen que su viaje a Cuba cumple con los requisitos legales.

La nueva política con Cuba permite que miles de estadounidenses —pero no todos— visiten Cuba por primera vez.

2. ¿Qué es lo que aún sigue estando prohibido?

A los estadounidenses aún no se les permite visitar Cuba con fines turísticos.

Los viajeros deben ser capaces de demostrar que su visita ayudó al pueblo cubano o tuvo un componente educativo.

Asolearse en la playa y beber mojitos no aplica. Habiendo dicho eso, no parece haber mucho esfuerzo por parte del gobierno de Estados Unidos por determinar quién fue o no a la playa o visitó clubes nocturnos en Cuba.

Las compañías de viajes están ocupadas desarrollando ofertas de "persona a persona" para cumplir con la demanda generada por la eliminación de gran parte del proceso formal de autorización de viajeros.

Las líneas de cruceros como Carnival incluso han propuesto traer a estadounidenses por barco para participar en tours educativos, y varios operadores de transbordadores han propuesto volver a establecer el servicio regular entre Florida y Cuba.

Debido a que aún se sienten cautelosos en relación con los complots de la CIA en contra de la isla, los funcionarios cubanos están estudiando la avalancha de propuestas estadounidenses cuidadosamente.

3. ¿Es más fácil viajar a Cuba desde Estados Unidos?

Hasta hace poco, los viajeros estadounidenses con autorizaciones o que viajan ahí de manera legal a menudo tenían que viajar a través de un país del tercer mundo, y muchas veces quedaban a merced de los impredecibles itinerarios de vuelo y de los antiguos aviones rusos de Cubana Airlines, la aerolínea estatal mal operada.

Ahora hay varios vuelos diarios desde Miami, y se están añadiendo más vuelos desde destinos como Tampa, Nueva York y Orlando, operados por grandes aerolíneas como American y JetBlue. Sin embargo, aún se deben reservar los asientos por medio de compañías de vuelos de terceros, ya que las aerolíneas no podrán vender boletos a Cuba directamente hasta que Estados Unidos y Cuba negocien un nuevo acuerdo de aviación civil.

Aunque el vuelo de Miami a La Habana solo toma 45 minutos, es recomendable registrarse cuatro horas antes de la hora de salida. Ten en cuenta que pasarás mucho tiempo en varias filas detrás de personas que llevan maletas llenas de repuestos para autos, televisores de pantalla plana y licra para familiares necesitados en la isla.

4. ¿Qué pasa una vez llego a Cuba?

Cuba en realidad no está lista para recibir una gran afluencia de visitantes, particularmente de Estados Unidos. No hay suficientes buenos hoteles, y la infraestructura se encuentra en terrible estado. Aún no se aceptan tarjetas de crédito en Cuba, y olvídate de tener el servicio de roaming en tu celular de Estados Unidos.

Lo más probable es que también tomes unas vacaciones del Internet. Aparte de los hoteles y unas cuantas docenas de "puntos de acceso" del gobierno cubano, hay muy poca conectividad en la isla. Netflix podría estar disponible ahora, pero en realidad no podrás ver tus programas favoritos.

5. ¿Cómo me aseguro de que mi visita ayude al pueblo cubano?

Quienes critican la nueva política de Obama hacia Cuba dicen que cualquier aumento en el comercio a la larga irá destinado a las arcas del gobierno cubano.

Si bien es difícil sacar al gobierno cubano de la ecuación, hay formas para asegurarse de que tu estadía beneficie al creciente número de pequeños empresarios en Cuba.

Para empezar, quédate en una "casa particular" o una casa privada, en lugar de en un hotel administrado por el gobierno. Airbnb.com tiene una gran lista de casas para elegir. Alquilarle el alojamiento a los cubanos ofrece una experiencia más única y auténtica que hospedarte en un hotel, y es por una fracción del costo.

Después de vivir en Cuba durante cuatro años, rara vez como en un restaurante del gobierno hoy en día. En cambio, la escena gastronómica en Cuba gira en torno a "paladares", los restaurantes de propiedad privada que a pesar de las muchas escaseces en Cuba, son cada vez más sofisticados y creativos.

En una medida que cede ante la industria privada, el gobierno cubano ha dicho que planifica cerrar muchos de los sencillos e ineficientes restaurantes del estado.

6. ¿Cuántos cigarros cubanos puedo traer?

Bajo las nuevas regulaciones, los visitantes de Estados Unidos a Cuba pueden llevarse a casa 100 dólares de los codiciados cigarros cubanos.

El problema es que la mayoría de las cajas de cigarros cubanos en las tiendas estatales se venden por más de 100 dólares; una caja de cigarros premium Cohiba generalmente se vende por más de 400 dólares.

Por supuesto, puedes encontrar cigarros (probablemente no son los originales) mucho más baratos si se los compras a la cantidad de vendedores del mercado negro que rondan afuera de los hoteles y molestan a los turistas. Pero esos cigarros de contrabando normalmente no vienen con recibos.

Los viajeros frecuentes a Cuba dicen que han traído una caja o dos a Estados Unidos y no han tenido problemas.

7. ¿Es ahora el momento de viajar ahí?

Aunque viajar a Cuba sigue siendo un problema y es complicado desde el punto de vista legal, muchos viajeros estadounidenses creen que ahora es el momento de llegar.

Cuba está experimentando un auge de visitantes de Estados Unidos y de otros países, quienes quieren ver cómo es Cuba antes de que la isla se vuelva demasiado "americanizada".

Eso probablemente pasará dentro de mucho tiempo, ya que el gobierno cubano se está resistiendo a todos los cambios importantes al sistema político de la isla y a la economía controlada por el estado.

Y siempre está la posibilidad de que el próximo presidente de Estados Unidos podría revertir muchos de los cambios promulgados por Obama.

Aun así, un visitante que viaje a Cuba será testigo de una isla incomprendida en medio de una transición emocionante y que ha sido muy esperada durante mucho tiempo.