El régimen de Kim Jong Un amenazó con enfrentar los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y EE.UU. con un ataque nuclear preventivo. El líder norcoreano aparece en una imagen de archivo del 15 de abril de 2012. (Crédito: AFP/Getty Images/Archivo).

(CNN) – Corea del Norte amenazó con "tomar represalias contra Estados Unidos con tremenda fuerza" si no se cancelan los ejercicios militares multinacionales programados para que den inicio el lunes.

Anualmente, Corea del Sur lleva a cabo los ejercicios –llamados Ulchi Freedom Guardian– junto con Estados Unidos y otros aliados "para mejorar la preparación, proteger la región y mantener la estabilidad en la península coreana", según una declaración del Comando de Fuerzas Combinadas de Corea del Sur y Estados Unidos.

De la misma manera en que el evento en sí mismo es anual, también lo son las condenas y amenazas de represalias del solitario régimen de Corea del Norte.

"Mientras más se intensifiquen los ejercicios militares conjuntos Ulchi Freedom Guardian, más fuerte será la oposición militar que (la República Popular Democrática de Corea) presente para hacerles frente", dijo un portavoz de la Comisión de Defensa Nacional de Corea del Norte (CND).

Un funcionario del Departamento de Estado le dijo a CNN que estaban consciente de las amenazas. Agregó que los ejercicios son transparentes y que están orientados a la defensa y para aumentar la preparación de Corea del Sur y de la región.

"Estos ejercicios son una clara demostración del compromiso de Estados Unidos con la alianza", dijo el funcionario.

Mientras que la amenazante acción militar no es nada nuevo para el régimen (Kim Jong Un le dijo a sus tropas que ellos deberían estar listos para pelear "una guerra sagrada" en los días previos a los ejercicios en el 2012, por ejemplo), la retórica que viene de Pyongyang parece particularmente incrementada en esta ocasión.

"El ejército y la gente de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) ya no son más lo que solían ser en el pasado cuando tenían que contrarrestar los bombardeos nucleares de Estados Unidos con rifles", continuó el portavoz de la Comisión Nacional de Defensa (CND), diciendo que Corea del Norte "es el poder invencible equipado con los últimos recursos, tanto ofensivos como defensivos, desconocidos por el mundo".

Un informe de la televisión estatal repitió la afirmación de que esta no es la misma Corea del Norte vieja y mal equipada que nunca podría hacerle frente a Estados Unidos en el pasado.

De hecho, este año, están amenazando con atacar a Estados Unidos en su propio territorio.

"Si Estados Unidos quiere que su continente esté a salvo", dijo una periodista de la cadena de televisión estatal, KCNA, "entonces los ejercicios Ulchi Freedom Guardian deben cesar inmediatamente".

Un antiguo general del ejército que participó en anteriores ejercicios Ulchi dijo que no es más que la bravuconería de un joven tirano que quizá se siente marginado por enemigos más serios.

"Uno de los objetivos clave de la propaganda del joven líder es tan solo continuar siendo importante para Estados Unidos", dijo el teniente general retirado Mark Hertling, quien ahora es analista de seguridad nacional para CNN.

"Con todas las otras cosas en las que estamos enfocados: ISIS, Al Qaeda en la Península Arábiga, Rusia y Ucrania, etc., Kim Jong Un quiere asegurarse de que capta la atención".

Suponiendo que Estados Unidos estuviera de acuerdo con esa evaluación y que no cediera, los ejercicios –que también incluirán fuerzas de Australia, Canadá, Colombia, Dinamarca, Francia, Nueva Zelanda y el Reino Unido– durarán 12 días y concluirán el 28 de agosto.

Kathy Novak y Roba Alhenawi de CNN contribuyeron con este reporte