En muestras que se tomaron de 25 de los 30 estados durante un estudio el año pasado, los investigadores descubrieron que había bichos que tenían genes resistentes (AFP/Getty Images/Archivo).

(CNN) - Cada año, los piojos son una parte asquerosa del ciclo escolar o de las vacaciones de verano para un aproximado de 6 a 12 millones de niños en Estados Unidos cada año. La infestación puede provocar picazón en el cuero cabelludo, irritabilidad y trastornos del sueño.

Para empeorar las cosas, existen indicios de que podríamos estar perdiendo algunas de nuestras defensas más sencillas y baratas contra estos bichos intrusos. Algunos estudios sugieren que es posible que muchos piojos ya no sean exterminados con tratamientos de venta libre como el champú Rid o el enjuague Nix.

La generación más nueva de químicos para combatir los piojos es una opción si los tratamientos de siempre fallan, pero a menudo son más costosos. Algunos padres están optando por llevar a sus hijos con los "espulgadores", quienes retiran manualmente los bichos del cabello usando peines y a veces solo sus dedos.

Los informes sobre la resistencia de los piojos iniciaron a mediados de la década de 1990 en Estados Unidos, Europa y Australia. Según un estudio llevado a cabo en el 2014, el potencial de resistencia es elevado en varias zonas de Estados Unidos y Canadá. Entre las muestras de piojos de 84 personas en estos países, el 99,6% de los bichos tenían mutaciones en sus genes que podrían permitirles resistir los insecticidas permetrina y piretrina, los cuales son los ingredientes activos de la mayoría de los remedios de venta libre. En el pasado, esta investigación de grupo ha recibido ayuda financiera de compañías farmacéuticas que fabrican este tipo de medicamento recetado.

Un nuevo estudio llevado a cabo por los mismos investigadores que realizaron el estudio del 2014 sugiere que estos genes resistentes pueden extenderse en Estados Unidos. Ellos estudiaron a 109 poblaciones de piojos de 30 estados, cada población representaba bichos de diferentes personas. De estas 109 poblaciones, 104 (95%) contenían bichos que tenían los genes.

El estudio fue presentado el martes en la reunión de la Sociedad Estadounidense de Química. No ha sido evaluado por expertos independientes para ser publicado en una revista científica revisada por expertos.

En muestras que se tomaron de 25 de los 30 estados, había bichos que tenían genes resistentes. En algunas muestras, incluyendo las de California, Florida, Maine y Minnesota, cada uno de los bichos mostraron dichos genes.

"Están casi saturados con [estos genes], lo que significa que la gente que usa productos compuestos de permetrina y piretrina posiblemente les costará mucho controlar los piojos", dijo Kyong Sup Yoon, profesor asociado de ciencias biológicas y ambientales de la Universidad del Sur de Illinois, quién dirigió la investigación del actual estudio y el estudio del 2014.

La investigación de Yoon fue financiada por Sanofi, una compañía farmacéutica que fabrica la loción Sklice, la cual contiene una generación más nueva de químicos para combatir a los piojos

La resistencia que se aproxima

"En lugares donde la gente ha estado usando productos [de venta libre] de forma continua durante mucho tiempo, [la resistencia] no es inesperado", dijo la Dra. Barbara L. Frankowski, profesora de pediatría de la Universidad de Vermont.

Se supone que los insecticidas de estos productos deben funcionar al introducirse en las células nerviosas del piojo y al cambiar la química de las células de manera que conduzcan a la parálisis del músculo y causando al final la muerte de los mismos. Sin embargo, hay piojos que tienen mutaciones al azar en genes que los hacen menos susceptibles a estos insecticidas, dijo Richard Pollack, un entomólogo de salud pública de la Universidad de Harvard. Se desconoce cómo sucede eso, pero podría ser que estos cambios genéticos causen que las células nerviosas del insecto absorban menos insecticida o que bombeen más el mismo para expulsarlo de las células.

Aún no renuncies a los tratamientos de venta libre

Aunque la investigación reciente pareciera sugerir que es momento de tirar la toalla en relación al uso de champús y cremas para combatir los piojos, estos aún deberían ser la primera opción de tratamiento, dijo Frankowski.

Aunque "sin duda" existirá resistencia, se desconoce qué tan común es el problema, dijo ella.

Incluso si el piojo resistente se está volviendo más común, las infecciones que causan no son peores que las de otros piojos de la cabeza, excepto que puede ser más difícil deshacerse de los mismos. "Nunca ha muerto alguien por una infección de piojos", dijo Frankowski, quien es una portavoz de la Academia Estadounidense de Pediatría y quien es coautora del informe clínico sobre piojos del 2010.

Si la enfermera del colegio o los pediatras les dicen a los padres que los niños no han mejorado después de usar los Rid y Nix del supermercado, eso podría ser un indicio de que existe una resistencia del piojo en el área.

¿Acaso deberías espulgar?

Otra estrategia para deshacerse de la plaga de piojos es cepillar el cabello con un peine de diente fino que saque a los bichos e incluso a veces sus huevos (llamados liendres).

Para los niños con cabello liso, relativamente corto y manejable, esto es lo primero que los padres pueden intentar, dijo Pollack. "Consigue un buen peine para piojos, lee las instrucciones y utilízalo", dijo Pollack. Sin embargo, para los niños que tienen un cabello muy grueso o rizado, podría ser más fácil para los padres intentar con champú para combatir los piojos, agregó.

Un número creciente de compañías a través de Estados Unidos ofrecen servicios para eliminar los piojos, también conocidos como "espulgadores", algunos de los cuales básicamente solo requieren un buen cepillado. Estas compañías probablemente sacarán provecho de la reciente investigación que sugiere que existe una alta tasa de resistencia a los tratamientos entre los piojos, dijo Pollack.

"Los salones para sacar piojos como industria artesanal se está extendiendo más rápido que los mismos piojos... estoy bastante seguro que no tendrás que conducir más de una hora para encontrar alguno", dijo Pollack.

Los espulgadores comienzan buscando piojos y si los encuentran, usan una solución de aceite de oliva que ahoga a los insectos y hace que sea más fácil de peinar y sacarlos del cabello, dijo Good. Luego, los especialistas usan sus dedos para sacar las liendres que quedan. El servicio tiene un costo de 250 dólares la hora. "Algunos pueden hacer esto por sí mismos, pero la mayoría de las personas quiere ayuda", dijo Good.

Otra compañía para eliminar piojos con sede en Nueva York, llamada Lice Busters, usa un peine de dientes extra finos que puede sacar tanto los bichos como sus huevos, dijo Yoni Harel, presidente de Lice Busters. El servicio cuesta entre 150 a 200 dólares, dependiendo de la cantidad de cabello, pero la mayoría de los clientes puede pedir a su compañía de seguro que reembolse parte de este gasto, dijo Harel.

Pollack señaló que estas empresas no son reguladas por la comunidad médica, aunque algunas áreas requieren que cuenten con una licencia para operar. Aunque peinar y espulgar puede ser efectivo, si las compañías saben lo que están haciendo, muchas usan "pócimas" que no han demostrado ser de ayuda, dijo Pollack.