(FRED DUFOUR/AFP/Getty Images)

(CNNMoney)– Las acciones de China saltaban entre ganancias y pérdidas este miércoles mientras los inversionistas reaccionaron a una nueva ronda de medidas de estímulo del gobierno central.

Después de pasar la mayor parte de la mañana en terreno positivo, la Bolsa de Shanghai cerró con una caída del 1,3%. Las operaciones fueron más volátiles en Shenzhen, que perdió un 3%.

China anunció nuevas medidas de estímulo después del cierre del mercado el martes, recortando tasas de interés clave en un esfuerzo para apoyar la economía. El banco central también dijo que requeriría que los grandes bancos para mantuvieran menos dinero en la reserva inicial a principios de septiembre, una medida que debería impulsar la actividad, haciendo que sea más fácil que los bancos presten dinero.

La medida sigue a la dramática caída de los valores sufrida a principios de semana. El Shanghai Composite perdió más del 15% de su valor el lunes y el martes, extendiendo una caída de más largo plazo que ha acabado con todas las ganancias obtenidas este año.

En Japón, el Nikkei se negociaba un 0,4% más alto. El ASX All Ordinaries de Australia estaba en terreno negativo, pero el KOSPI Composite de Seúl ganó más o menos un 1%.