(CNN) - Muchos recuerdan la inquietante fotografía: una mujer con un traje formal de negocios y perlas, cubierta de pies a cabeza en polvo blanco, sus manos extendidas frente a ella, con un gesto de impotencia, mientras que se abría paso para salir de la colapsada torre norte del Centro Mundial de Comercio, el 11 de septiembre del 2001.

Ella sobrevivió ese día, logrando salir antes de que ambas torres del Centro Mundial de Comercio se derrumbaran y mataran a 2.753 personas en el más mortífero ataque terrorista en suelo estadounidense.

La mujer en las fotos, mejor conocida como la "mujer del polvo", murió el martes, dijo su familia. Marcy Borders tenía 42 años.

Ella había estado luchando contra cáncer de estómago desde el año pasado, le dijo su hija, Noelle Borders, a CNN.

"Mi madre luchó contra todo y simplemente la quería tanto", dijo Borders en una entrevista telefónica. "Ella siempre vivirá a través mío".

Los familiares lloraban la muerte de la madre de dos hijos en Facebook.

"No puedo creer que mi hermana se haya ido", escribió su hermano, Michael Borders.

"Perdimos a nuestro gran heroína", escribió su primo, Elnardo Borders.

Borders tenía 28 año y trabajaba como asistente legal en el Bank of America en la Torre Norte del Centro Mundial de Comercio, los aviones secuestrados por terroristas atacaron.

El fotógrafo independiente, Stan Honda, tomó la famosa fotografía, cuando Borders escapó a través de una nube de polvo cuando el edificio estaba colapsando.

"No se trata de que fuera una de las mejores imágenes que te gustaría ver en el mundo", le dijo a CNN en una entrevista, seis meses después de los ataques. "Al solo verla se evidencia todo ese miedo".

Borders luchó contra la depresión y la adicción a las drogas después de los ataques, informó el Jersey Journal, pero ingresó a rehabilitación en el 2011 y encontró la sobriedad.

Recientemente, ella también había encontrado trabajo nuvamente —en una campaña política local en su natal Nueva Jersey— cuando fue diagnosticada con cáncer, según el diario.

"¿Cómo puedes pasar de ser saludable para despertar al día siguiente con cáncer?", dijo en una entrevista con el Jersey Journal. "Me digo a mí misma: '¿Acaso esta cosa (el colapso de las torres) causó células cancerígenas en mí?'"

"Definitivamente creo eso, porque nunca me había enfermado antes", le dijo al periódico.

Hasta mayo, 3.700 sobrevivientes y socorristas del World Trade Center han sido diagnosticados con cáncer como resultado de los ataques terroristas, de acuerdo con el Programa de Salud del Centro Mundial de Comercio de los CDC.

Los informes de los CDC determinaron que el colapso de las torres expuso a los trabajadores y el público en general a una serie de productos químicos carcinógenos conocidos.

En un tuit publicado el martes por la noche, alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, recordó a la sobreviviente: "La muerte de Marcy Borders es un recordatorio de la difícil tragedia que nuestra ciudad sufrió hace casi 14 años. La ciudad de Nueva York llevará a sus seres queridos en su corazón".

La muerte de Marcy Borders es un recordatorio de la difícil tragedia que la ciudad sufrió hace casi 14 años. La ciudad de Nueva York llevará a sus seres queridos en su corazón.