(CNNMoney) - Los vagos no se merecen 15 dólares la hora.

Ese el mensaje de una cartelera del Times Square patrocinado por un grupo conservador que se opone a una nueva norma de sueldo mínimo para los trabajadores de comida rápida en el estado de Nueva York.

"¿Qué? ¿Ganaré 30.000 dólares al año sin experiencia ni habilidades?" pregunta el joven de aspecto descuidado que usa gafas de sol, auriculares y una gorra de béisbol hacia atrás.

La cartelera es parte de una campaña de 100.000 dólares del Instituto de Políticas de Empleo (EPI, por sus siglas en inglés).

Richard Berman, el director ejecutivo del grupo, tiene una empresa de relaciones públicas y de cabildeo que ha trabajado para la industria del restaurante.

"¿Quién necesita una educación o trabajo duro cuando el gobernador Cuomo está aumentando el salario mínimo a 15 dólares la hora?" lee el letrero. Este hace referencia al plan del gobernador de Nueva York para aumentar el plan de salario mínimo a 15 dólares la hora para los trabajadores de comida rápida en la ciudad de Nueva York en el 2018 y en todo el estado para el año 2021.

La cartelera menciona el sitio web FastFoodFlop.com, el cual explica el mensaje del grupo en contra del aumento del salario mínimo para los trabajadores de comida rápida.

Mike Salsman, director de investigación de la organización, dijo que el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora "devalúa el duro trabajo de las personas que ya se han esforzado por abrirse paso en la escalera corporativa".

"Esencialmente, lo que estamos diciendo es que las personas que se presentan a su primer día en el trabajo, quienes quizás tienen 16 años, van a obtener el mismo salario, o quizás un dólar menos, que quizás alguien que ha estado allí durante un par de años", dijo.

La regla se aplica a más de 100 marcas que hacen negocios en el estado de Nueva York. El único criterio: deben operar al menos en 30 ubicaciones en todo el país.

En mayo, el Instituto de Políticas de Empleo publicó un anuncio de página completa en el New York Post en el que atacaba al alcalde Bill de Blasio por promocionar un salario mínimo de 15 dólares, el cual, dice la organización, que agravaría el desempleo juvenil.