(CNN) - Donald Trump con frecuencia promete que ganará el voto hispano si se convierte en el candidato republicano a la presidencia el próximo año.

Si llega a ser el candidato nominado, tendrá mucho trabajo por delante.

Una nueva encuesta de Washington Post/ABC News divulgada el miércoles muestra que el magnate inmobiliario es visto de forma desfavorable por el 82 % hispanos encuestados, con 68 % de ellos diciendo que es una posición desfavorable "fuerte". Solo 15 % de los encuestados ven a Trump de manera favorable.

Esas cifras son un contundente contraste con las de Jeb Bush, quien habla español y quien es visto de forma favorable por el 43 % de los votantes hispanos, un porcentaje mayor al usual de los candidatos republicanos.

Pero sólo el 39 % de los blancos tiene una visión favorable de Bush, comparado con 48 % de quienes tienen una opinión positiva de Trump.

El atractivo de Trump entre los blancos podría aumentar sus posibilidades en la carrera por la nominación republicana. En las primarias republicanas de 2012, los blancos constituyeron un promedio del 95 % del electorado a lo largo de 20 estados en donde los sondeos de votación fueron realizados por CNN.

Trump  ha recibido amplia crítica nacional por parte de latinos debido a su retórica incendiaria sobre los inmigrantes mexicanos, y la semana pasada llamó gran atención cuando permitió que su seguridad expulsara al periodista Jorge Ramos de una conferencia de prensa.

Ese mismo lenguaje directo ha ayudado a Trump a llegar a la cima de las encuestas republicanas, en donde ha permanecido por varias semanas.

La encuesta de Washington Post/ABC News llega en un momento en que los republicanos intentan expandir su base, después de que Mitt Romney ganó solo el 27 % del voto hispano en 2012.

Trump, no obstante, ha estado intentado tender puentes. Se reunió el martes con Javier Palomarez, presidente de la Cámara de Comercio Hispana, y ambas partes dijeron que la reunión fue buena.