(CNN Español) - Un gato Pensilvania, EE.UU., puede haber salvado la vida de un niño, al recibir un balazo.

El pasado jueves, el gato Opie, fue impactado por una bala perdida que entró por la ventana de la casa de su dueña, reporto WPMT, afiliada de CNN.

La propietaria dice que la bala cruzó el sofá, a través de Opie, y luego rebotó alrededor de la habitación. Ella dice que se detuvo en una almohada, a sólo pulgadas de distancia de hijo de 3 años de edad.

La mujer dice que tuvo la opción de someter Opie a eutanasia, pero decidió no hacerlo. El veterinario dice Opie quedó con daño muscular, pero se espera que se mejore.