“Bromea con el papa” invita a las personas a enviar chistes para el Papa para ayudar a los más necesitados. El ganador donará 10.000 dólares a una causa benéfica.

(CNN) - Es posible que no tengas la suficiente suerte de conocer al papa Francisco cuando visite Nueva York, Filadelfia y Washington a finales de este mes.

Sin embargo, aún puedes intentar hacerlo reír.

Una nueva campaña digital, "Bromea con el papa", está animando a la gente a enviar chistes —no sucios, por favor— como parte de un concurso para financiar causas benéficas, aprobado por la Iglesia Católica, para ayudar a los más desafortunados del mundo.

A partir de la fecha y hasta el 2 de octubre, cualquiera —no solo católicos— puede enviar un chiste escrito o subir un breve video de sí mismos a JokeWiththePope.org en el que cuenten un chiste. Los concursantes eligen una de las tres causas a la que quieren apoyar: ayudar a los niños necesitados en Buenos Aires, Argentina; alojamiento para las personas sin hogar en Addis Ababa, Etiopía; o, alimentar a los hambrientos en Nairobi, Kenia.

Un panel de jueces, con la posible ayuda del actor y comediante Bill Murray, elegirá un ganador el 5 de octubre. El chiste más divertido podría incluso ser compartido con el mismo pontífice.

"Me gusta reír. Me ayuda a sentirme más cerca de Dios y más cerca de otras personas. Cuando nos reímos con otras personas —y no de otras personas— el amor de Dios está presente de una manera especial", dijo el papa Francisco en una declaración proporcionada por las Obras Misionales Pontificias, la organización que creó la campaña.

"¡Te invito a compartir tu alegría con risas! ¡Dios quiere que seas feliz!", dijo el papa. "Comparte tus chistes y tus historias divertidas: el mundo será mejor, el papa será feliz y Dios será el más feliz de todos".

Un puñado de celebridades, incluyendo al mago David Copperfield y al meteorólogo de televisión, Al Roker, ya han presentado videos de sí mismos en los que cuentan chistes. Conan O'Brien presentó este: "La sequía de California es tan grave, que la gente de Napa le está pidiendo al papa que convierta el vino en agua".

Las Obras Misionales Pontificias le otorgarán el título de "asesor honorario de comedia del papa" a quien gane el concurso y donará 10.000 dólares a la causa elegida por el ganador.

La organización de apoyo oficial para las misiones en el extranjero de la Iglesia Católica, las Obras Misionales Pontificias, proporciona educación, atención médica y otros servicios a las personas más necesitadas del mundo al mismo tiempo que difunde el cristianismo en todo el mundo. Las obras misionales acaban de lanzar una nueva aplicación móvil, Missio, para ayudar a los usuarios a explorar causas nobles y hacer donaciones a proyectos específicos.

El reverendo Andrew Small, director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Estados Unidos, dijo que la campaña "Bromea con el papa" es una manera de difundir risas y unir a la gente, mientras que ayuda a las comunidades más necesitadas del mundo. La campaña también es un tipo de homenaje para el papa Francisco, quien tiene un sentido bien documentado del humor.

"El humor es algo que todos compartimos... cada cultura, cada pueblo", dijo Small. "Si puedes contar un chiste y reírte de la broma de alguien más, eso demuestra que existe un cierto nivel de comodidad con los otros".

Los chistes religiosos e incluso los chistes sobre el papa son bienvenidos, dijo Small. Sin embargo, los concursantes deben respetar los límites de la decencia. En otras palabras, dijo Small, no envíes una broma que no dirías delante del papa.

Reir me ayuda a sentirme más cerca de Dios y más cerca de otras personas. Cuando nos reímos con otras personas —y no de otras personas— el amor de Dios está presente de una manera especial

Papa Francisco