Imagen del despegue del satélite que portaba el Jade Rabbit, el primer robot chino que aterrizó en la superficie lunar, en diciembre de 2013.

(CNN)– China confirmó que planea enviar una nave espacial al "lado oscuro" de la Luna antes de 2020, según informes de los medios de comunicación estatales, una misión, que, de tener éxito, lo convertiría en el primer país en hacerlo.

La misión se llevará a cabo con la sonda lunar Chang'e-4, dijo en un foro Zou Yongliao, un científico de la Academia de Ciencias de China, el martes.

En diciembre de 2013, la nave espacial china Chang’e 3 aterrizó con éxito en la Luna, convirtiéndose en el tercer país, después de Estados Unidos y Rusia, en aterrizar en la superficie lunar.

El lado no visible de la Luna ha sido observado por diversas sondas, pero nunca se ha intentado un aterrizaje.

La misión Chang'e-3 marcó la finalización de la segunda fase del programa de exploración lunar de China, que se centró en la órbita y aterrizaje en la Luna.

La siguiente fase

En marzo, la agencia de noticias oficial Xinhua informó que China comenzará su tercera fase en 2017 con el lanzamiento de la nave espacial Chang'e-5.

Su misión incluye la órbita, el aterrizaje en la Luna y el regreso a la Tierra.

Después de hacer un aterrizaje suave en la Luna, el módulo de aterrizaje cavará y recogerá muestras de rocas de hasta dos metros por debajo de la superficie.

Ouyang Ziyuan, un consultor senior del programa de exploración lunar y un miembro de la Academia China de Ciencias, dijo que Chang'e-5 será lanzado en el recién construido Centro de Lanzamiento de Satélites de Wenchang en Hainan, una isla al sur de China.

"Desde Chang'e-3 completó con éxito su misión, hemos tenido más tiempo para explorar una misión más amplia para la Chang'e-4", dijo.

"Por eso es posible que Chang'e-5 se ponga en marcha hacia la Luna antes de Chang'e-4".

Ouyang dijo que no estaba autorizado a dar detalles de la misión a la cara oculta de la Luna.

¿Carrera asiática en el espacio?

Algunos expertos en seguridad temen que el ambicioso programa de exploración lunar de China podría significar un futuro de la dominación china sobre los recursos de la Luna.

Estos incluyen agua y helio 3, un combustible limpio que podría ofrecer una alternativa a la energía nuclear.

Otras naciones están tratando de igualar los logros de China en el espacio, en lo que algunos observadores llaman una carrera espacial asiática.

La agencia espacial de Japón ha anunciado recientemente que el país aterrizará un vehículo no tripulado en la superficie de la Luna en 2018.