S&P bajó la calificación de la economía de Brasil. Existen preocupaciones por la economía, la moneda y la política de ese país.

(CNNMoney) - La deuda de Brasil ahora está en territorio basura.

El miércoles, Standard & Poor's bajó de categoría la deuda del país, luego de que cerraran los mercados.

S&P calificó el índice de la deuda de Brasil como BB+ con un pronóstico negativo, lo que significa que es posible que ocurra otra degradación. El estatus de basura hará que sea más difícil y más costoso para Brasil pedir dinero prestado.

Brasil había evitado el nivel basura durante los últimos siete años cuando su economía crecía. Sin embargo, el país recientemente cayó en recesión y existen mayores preocupaciones en cuanto al futuro de la economía, la moneda y, más importante aún, el liderazgo de Brasil.

La petrolera estatal de Brasil, Petrobras, se encuentra envuelta en un enorme escándalo de corrupción, el cual vincula a muchos miembros del partido político de la presidenta, Dilma Rousseff. El gran escándalo de lavado de dinero abarca al sector petrolero, a líderes comerciales y políticos del país.

La escala y el tamaño del caso de corrupción ha enfurecido tanto a los brasileños que muchos están pidiendo la renuncia de Rousseff.

Rousseff, quien tiene un índice de aprobación del 8%, ha continuado con un enorme gasto para los programas de bienestar público, lo cual algunos expertos consideran insostenible en una economía en espiral.

La moneda brasileña, el real, se ha hundido en el 2015, perdiendo casi el 30% de su valor frente al dólar. En el corto plazo, ese es un problema importante para el crecimiento económico y para los brasileños comunes que tratan de comprar productos básicos.

Brasil es víctima en parte de la desaceleración económica de China. Las exportaciones a China aumentaron significativamente durante la última década, debido al auge de las materias primas. Sin embargo, la desaceleración de China ha bajado los precios de los bienes como el azúcar.

El país podría enfrentar otro dolor de cabeza la próxima semana si la Reserva Federal de Estados Unidos decide aumentar las tasas de interés por primera vez en casi una década... un evento que, según se sabe, causa una crisis en países como Brasil.