Las autoridades danesas tomaron la decisión por su cuenta de permitir que los migrantes y refugiados continúen sus viajes.

(CNN) - Ante una multitud de refugiados que busca viajar a través de Dinamarca para llegar a Suecia —parte de una ola de migrantes que está poniendo a prueba el sistema de migración de Europa— la policía danesa ha dicho que permitirá que se desplacen libremente.

Muchos de los migrantes que han llegado a Dinamarca quieren llegar a Suecia porque consideran que este les está dando una bienvenida más cálida a los refugiados.

El jefe de la Policía Nacional danesa, Jens Henrik Hoejbjerg, dijo el jueves que las autoridades tomaron la decisión por su cuenta de permitir que los migrantes y refugiados continúen sus viajes... de acuerdo con las leyes danesas e internacionales.

Sus agentes no pueden continuar deteniendo a extranjeros que no están buscando asilo, sin expectativas de poder regresarlos, dijo.

La decisión fue tomada sin necesidad de discusión con el gobierno danés, dijo, añadiendo que tampoco había existido un acuerdo anterior con Suecia.

El gobierno danés recientemente ha tomado medidas para intentar contener la afluencia de migrantes, incluyendo la publicación de anuncios en árabe en los periódicos libaneses, en los que les advierten a los posibles migrantes sobre las nuevas y más estrictas restricciones para aquellos que estén buscando asilo en Dinamarca.

Desde el miércoles por la mañana, alrededor de 1.000 migrantes y refugiados han llegado a Dinamarca, para un total de 3.200 desde el domingo, según dijo la policía.

De acuerdo con las noticias locales, unas 400 personas habían solicitado asilo y han sido registradas en Dinamarca. Al resto se le ha permitido continuar su viaje.

Muchos de los que llegan a Dinamarca —en su mayoría refugiados que huyen de la guerra de Siria— ya habrán hecho el arduo viaje por mar desde Turquía a Grecia y luego por tierra a través de los Balcanes y el este de Europa, antes de llegar a Alemania.

Los líderes de la UE han estado luchando para responder a la afluencia masiva de migrantes, lo cual no se había visto desde hace varias décadas.

El miércoles, Jean-Claude Juncker, jefe de la Comisión Europea, presentó propuestas para cupos mínimos obligatorios para que los estados de la Unión Europea reciban 120.000 refugiados que están en Italia, Grecia y Hungría, lo cual supera los planes que se hicieron en mayo de reubicar a 40.000 refugiados que actualmente están en Italia y Grecia.

Esas naciones están a la vanguardia de la crisis, gracias a las rutas de tránsito a través del Mediterráneo y de los montes Balcanes.

Los estados miembros de la UE aún deben aceptar las propuestas. Sus ministros del Interior se reunirán el lunes para discutir el tema.

Alemania, el cual dijo que espera recibir 800.000 solicitudes de asilo este año, ha dicho que establecer cupos mínimos obligatorios es la única solución justa para que el bloque de 28 países que conforman la UE pueda gestionar la crisis... pero algunos otros miembros se oponen firmemente.

Controles de pasaporte

Las autoridades danesas trataron de restringir el desplazamiento de las personas que trataban de cruzar Dinamarca el miércoles, al bloquearles el acceso a algunas de las carreteras del país y suspendiendo una parte del tráfico ferroviario internacional para llevar a cabo controles de pasaporte, lo cual causó demoras en los servicios.

Sin embargo, por la noche se les informó a varios de los migrantes y refugiados, quienes habían estado esperando en un tren durante horas en la ciudad danesa de Roedby, sobre la relajación de las restricciones de viaje y, según informes de la prensa local, los civiles privados los ayudaron al llevarlos en auto desde la estación.

Hasta el jueves, las carreteras que unen Dinamarca con Alemania estaban abiertas como de costumbre.

Las rutas de ferrocarril entre Alemania y Dinamarca también funcionaban con bastante normalidad el jueves, dijo Martin Larsen, un portavoz de la compañía ferroviaria nacional danesa, DSB.

La única diferencia significativa es que los trenes entre Puttgarden, Alemania, y Roedby —los cuales normalmente son llevados por ferry de un lado al otro— ahora están parando antes de llegar al ferry y se les pide a los pasajeros del tren que caminen a bordo del ferry en ambos lados. Larsen le dijo a CNN que esto se hacía a petición de la policía.

Mientras tanto, los trenes entre Flensburg, Alemania, y Padborg, una ciudad fronteriza al sur de Dinamarca, están funcionando con normalidad, dijo. Desde Padborg, los trenes locales salen con frecuencia a Copenhague, la capital danesa.

Restricciones más severas

El ministro de Inmigración e Integración de Dinamarca, Inger Stojberg, un político enérgico de inmigración del partido de derecha Venstre, anunció el lunes en Facebook las medidas para hacer más drásticas las restricciones a los solicitantes de asilo.

"El objetivo es informarles a las personas de una manera objetiva y sensata sobre las normas danesas, las cuales actualmente están siendo endurecidas por el gobierno", dijo Stojberg.

Dinamarca ocupa uno de los primeros lugares de la lista de traficantes de personas que ayudan a los inmigrantes a llegar a Europa, dijo el ministro.

"Me gustaría cambiar eso porque simplemente no podemos lidiar con el actual flujo de migrantes. Frente a la enorme afluencia a Europa durante estos días, existe una buena razón para hacer más rígidas las normas y lograr comunicar eso de forma efectiva".

Los anuncios, publicados en cuatro periódicos libaneses, establecen que Dinamarca ha aprobado una ley para reducir los beneficios sociales para los refugiados recién llegados hasta en un 50%.

Otras medidas incluyen garantizar que los extranjeros a los que se les concede una protección temporal en Dinamarca no tendrán derecho a llevar a familiares a Dinamarca durante el primer año; y que solo se puede conceder un permiso de residencia permanente después de un mínimo de cinco años.

Para obtener un permiso de residencia permanente, los refugiados también deben cumplir con ciertos requisitos en cuanto a hablar y entender el idioma danés, decía el anuncio. Cualquier persona cuya solicitud de asilo sea rechazada será devuelta rápidamente.