Crédito: familia Mohamed Elhassan Mohamed

(CNN) – Cuando Ahmed Mohamed fue a su escuela preparatoria el lunes en Irving; Texas, estaba muy emocionado. Un joven con sueños de convertirse en ingeniero, quería mostrar a su maestro el reloj digital que hizo a partir de una caja de lápices.

El día del joven de 14 años termino sin elogios, pero con un castigo, luego de que la escuela llamó a la policía y él fue arrestado. Una foto muestra a Ahmed, vistiendo una camiseta de la NASA, mirando con confusión y enojo mientras era sacado de la escuela esposado.

Pero el día terminó con el elogio del presidente Barack Obama y una invitación a la Casa Blanca.

Arresto

"Me arrestaron y me dijeron que cometí el crimen de (crear) una falsa bomba", explicó el joven a la televisora local WFAA luego de que las autoridades lo liberaron.

James McLellan, vocero de la policía de Irving, dijo a la estación que "intentamos preguntarle al joven sobre qué era y él simplemente nos dijo que era un reloj”.

El joven dijo que esa fue su respuesta porque precisamente eso era: un simple reloj.

El miércoles, la policía anunció que no se presentarán cargos contra el joven.

Larry Boyd, jefe de la policía de Irving, dijo que Ahmed debió de haber explicado más sobre lo que había construido, pero que las autoridades determinaron que el joven no intentó alarmar a nadie y que el dispositivo, que el jefe de la policía llamó "un experimento casero", era inofensivo.

Reacciones en redes sociales

La indignación por el incidente, que muchos dicen fue debido a que el joven es musulmán, creció en redes sociales bajo la etiqueta #IStandWithAhmed que se convirtió en tendencia mundial en Twitter con más de 100.000 tuits desde el martes por la mañana. La página de Facebook de la escuela está recibiendo duras críticas por cómo el joven fue tratado y la etiqueta #engineersforahmed sigue ganando notoriedad.

El presidente Barack Obama, la aspirante presidencial Hillary Clinton, la secretaria de Educación Arne Duncan y milesotros han mostrado su apoyo a Ahmed.

"Bonito reloj, Ahmed", tuiteó Obama. "¿Quieres traerlo a la Casa Blanca? Debemos de inspirar a más chicos como tú para que les guste la ciencia. Es lo que hace a Estados Unidos grande".

El presidente quiere que el joven se una, junto con otros científicos, a la noche de astronomía que tendrá lugar en la mansión presidencial el próximo mes, anunció el miércoles el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Clinton tuiteó que "las suposiciones no nos mantienen seguros" y urgió al joven a que "siga construyendo".

Muchos criticaron a la escuela en Facebook. El creador de la red social, Mark Zuckerberg, mostró su apoyo.

"Tener las habilidades y la ambición para construir algo bueno debe de llevar al aplauso, no al arresto. El futuro pertenece a las personas como Ahmed", escribió Zuckerberg. "Ahmed, si alguna vez quieres venir a Facebook, me encantaría reunirme contigo. Sigue construyendo".

El padre del adolescente vio a su hijo rodeado por la policía

La ley de Texas establece que una persona que comete un delito de amenaza de bomba es aquella que "a sabiendas fabrica, vende, compra, transporta o posee una bomba falsa con la intención de utilizarla" o intencionalmente causar alarma o reacciones.

El padre de Ahmed Mohamed, Elhassan Mohamed, quien emigró de Sudán y que se postuló dos veces a la presidencia de ese país, le dijo a CNN el miércoles que estaba molesto porque la escuela no lo contactó de inmediato para informarle sobre la situación.

Él se enteró primero cuando recibió una llamada de la policía, la cual le dijo que su hijo estaba siendo acusado por posesión de una bomba falsa, dijo Mohamed.

Él corrió a la estación de policía, donde vio a su hijo "rodeado de cinco policías y esposado", dijo el padre. Ahmed le dijo a su padre que él había pedido llamarlo por teléfono, pero que la policía le dijo que no podía porque estaba bajo arresto, relató Mohamed.

"Pregunté si podía hablar con mi hijo y me dijeron: 'No, no en este momento' porque le estaban tomando sus huellas digitales y lo estaban interrogando", dijo Mohamed. "Les pregunté si podía ver lo que ellos llamaban una bomba. La policía nunca me dejó siquiera verlo, pero yo sabía qué era lo que mi hijo había llevado a la escuela. Era un reloj despertador que él fabricó. Él lo usa para despertarse casi todas las mañanas..."

La policía está reteniendo el reloj como evidencia, dijo Mohamed.

Un periodista en una conferencia de prensa el miércoles le preguntó al jefe de la policía, Boyd, sobre las acusaciones de que le habían dicho a Ahmed que no podía llamar a su padre y que fue interrogado solo durante algún tiempo en la estación.

"No tengo conocimiento al respecto", dijo el jefe, y agregó que el incidente no está siendo investigado.

También se le preguntó a Boyd si la identidad religiosa o étnica del adolescente tuvo que ver en la forma en que fue tratado. El jefe dijo que no fue así y elogió la relación del departamento con la comunidad musulmana de Irving.

Sin embargo, dijo, "vivimos en una época en la que no puedes llevar cosas como esas a la escuela".

'La gente cree que los musulmanes son terroristas'

"Mi hijo es un chico muy inteligente", dijo Mohamed. "Necesitamos gente como él en este país".

El adolescente nunca antes ha estado en problemas, dijo el padre, diciendo con confianza que él cree que este es un caso de islamofobia. "El nombre de mi hijo es Mohamed... la gente simplemente cree que los musulmanes son terroristas, pero somos pacíficos, no somos así".

"Vivimos en la tierra de las oportunidades para crecer y ayudar; la gente que le hizo esto a mi hijo, no lo ve de esa manera", continuó Mohamed. "Mi hijo dijo una y otra vez que se trataba de un reloj despertador y mi hijo simplemente lo llevó a la escuela para pedirle ayuda a sus profesores, para mostrarles que él puede hacer esta cosa increíble y tal vez obtener elogios y que le mostraran que él puede llegar a ser algo más grande en el mundo... un inventor".

Mohamed dijo que no fue sino hasta después del hecho que recibió una llamada y un correo electrónico de la escuela, informándole sobre el arresto de Ahmed e informándole que su hijo había sido suspendido por tres días.

El padre y otras personas se reunieron el miércoles con los abogados para decidir qué medidas, si las hubiere, podrían tomar, le dijo Mohamed a CNN.

En la conferencia de prensa el miércoles, una portavoz del Distrito Escolar Independiente de Irving les dijo a los periodistas que la manera en que se ha descrito la experiencia del adolescente en los informes de prensa es "desequilibrada".

Ella se negó a explicar por qué, citando la necesidad de proteger la privacidad del estudiante. Cuando la familia autorice por escrito que se puede discutir el incidente, la escuela ofrecerá más información, dijo.

Ese día más temprano, la Escuela Secundaria MacArthur le proporcionó una declaración a CNN en la que dijo que estaba cooperando con las autoridades e indicó que las leyes de privacidad prohíben compartir detalles acerca de la disciplina de los estudiantes. "Podemos asegurarles a todos que los administradores de la escuela están manejando la situación de acuerdo con el Código de Conducta de los Estudiantes del Distrito Escolar Independiente de Irving y según las leyes aplicables".

Mohamed no está seguro si su hijo volverá a la escuela el jueves. Él tiene miedo de que la policía siga con su invención y le preocupa que le pongan apodos.

"Eso me da esperanza", dijo el padre del adolescente. "En este momento él simplemente está tratando de mantener una actitud positiva y está escuchando las noticias sobre él; además, está leyendo los comentarios que la gente está haciendo sobre él en las redes sociales. En este momento, realmente es demasiado para que él lo pueda asimilar, pero a largo plazo será bueno para él. Él no quiere demostrar que es una víctima".