(CNN Español) - El papa Francisco, que llegó este martes a Washington para su visita a Estados Unidos, pronunció un discurso en la Casa Blanca junto a Barack Obama.

"Santo Padre, en nombre de Michelle y mío, bienvenido a la Casa Blanca", dijo Obama al inicio de su discurso. "Nuestro jardín no siempre está tan concurrido, pero el tamaño y el espíritu de la reunión de hoy es sólo un pequeño reflejo de la profunda devoción de cerca de 70 millones de católicos norteamericanos... y de la manera cómo su mensaje de amor y esperanza ha inspirado a tantos en nuestra nación y el mundo".

"Creo que la emoción que genera su visita no sólo es por su papel como papa, sino por sus cualidades únicas como persona. En su humildad, su aceptación de la sencillez, en la amabilidad de sus palabras y la generosidad de su espíritu vemos un ejemplo vivo de las enseñanzas de Jesús, un líder cuya autoridad moral no sólo llega a través de las palabras, pero también a través de los hechos", dijo el mandatario estadounidense.

Obama se refirió al aporte del papa Francisco en materia de cambio climático y destacó el papel del pontífice en el restablecimiento de las relaciones con Cuba.

"Santo padre, estamos agradecidos por su invaluable apoyo en nuestro nuevo comienzo con el pueblo cubano", dijo el presidente.

Por su parte, Francisco dijo que estaba feliz de ser huésped en Estados Unidos, "porque yo vengo de raíces inmigrantes".

"Rechazamos toda forma de injusticia y discriminación. Todos debemos ser vigilantes para defender la libertad religiosa", dijo el papa.

"Señor presidente, apoyo su iniciativa para reducir la contaminación"

"El cambio climático es un problema que no le podemos dejar a las generaciones futuras. En lo que respecta al cuidado de nuestro hogar, estamos en un momento crítico. Estamos a tiempo de hacer el cambio que necesitamos, de crear un mundo sostenible. Sabemos que las cosas pueden cambiar. Ese cambio demanda de nuestra parte un reconocimiento serio del tipo de mundo que estamos liderando, sino también de las personas que lo están liderando y que no han reconocido el problema", añadió Francisco.

Este es el segundo evento público de Francisco en EE.UU.. En la capital del país ha habido fuertes operativos de seguridad por la visita del pontífice.

En la ceremonia en la Casa Blanca estan presentes entre otros el presidente Barack Obama, la primera dama Michelle Obama, el vicepresidente Joe Biden, su esposa Jill Biden y varios alcaldes y gobernadores.

 

Después de los discursos del presidente y el papa, los líderes sostendrán una conversación privadas en la Oficina Oval. No se divulgará el contenido de la reunión, pero sobre la mesa están temas como la apertura de relaciones entre Estados Unidos y Cuba -en las que medió Francisco-, la desigualdad económica y el cambio climático.

El papa Francisco hablará directamente a los estadounidenses por primera vez este miércoles, ante miles de personas que se reunirán en el Monumento a Washington para ver al jefe de la Iglesia católica.