(CNN)– Después de cuatro años y 250.000 muertes, la guerra civil siria es cada vez más complicada. Y ahora Estados Unidos y Rusia están intensificando sus funciones en el país, aunque en lados opuestos.

Hay mucho en juego en Siria. Más civiles pierden la vida a diario. Millones de refugiados huyen a otros países. Y la amenaza de ISIS configura aún más focos terroristas en el volátil país.

Así está la situación ahora:

EE.UU. da toneladas de municiones a los rebeldes

Estados Unidos está aumentando los esfuerzos para apoyar a los rebeldes sirios que luchan contra el régimen de Bachar al Asad. Esta semana, aviones militares de carga estadounidenses lanzaron 50 toneladas de municiones a los grupos rebeldes en el norte de Siria.

Todos los artículos fueron recuperados con éxito por las fuerzas amigas, dijo un funcionario estadounidense.

Pero el programa de Estados Unidos para entrenar a los rebeldes sirios –de 500 millones de dólares- ha sido objeto de fuertes críticas. Este verano, el secretario de Defensa, Ash Carter, admitió que EE.UU. solo había entrenado a unos 60 combatientes rebeldes.

Los bajos números se atribuyen a un proceso de selección estricto, que incluye la garantía de que los combatientes se han comprometido a combatir a ISIS, en comparación con el régimen de Asad, y pasar un examen de contrainteligencia.

El Departamento de Defensa anunció el viernes que suspenderá el programa de entrenamiento de los rebeldes.

Rusia intenta reforzar a Asad con ataques aéreos

Rusia sorprendió al mundo hace dos semanas cuando lanzó sus primeros ataques aéreos en Siria. Funcionarios rusos dijeron que estaban coordinando con Asad el combate a ISIS y otros terroristas.

"Nuestra tarea es la de estabilizar el gobierno legítimo y crear las condiciones para un compromiso político... por la vía militar, por supuesto", dijo el presidente Vladimir Putin dijo al canal estatal Rusia 24.

Pero después de más de 100 ataques aéreos, los analistas dicen que el enfoque de Rusia claramente no está en ISIS, sino en los rebeldes sirios que buscan el derrocamiento de Asad.

UE: ataques aéreos rusos deben terminar

El Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea no cree las declaraciones de Rusia de que ISIS es su objetivo principal en Siria.

"Los recientes ataques militares rusos van más allá de Dae'sh y otros grupos terroristas designados por las Naciones Unidas, sino más bien a la oposición moderada, son de gran preocupación, y deben cesar de inmediato", dijo el grupo, en referencia a otro nombre de ISIS.

"La UE condena los ataques excesivos, desproporcionados e indiscriminados que el régimen sirio sigue cometiendo contra su propio pueblo. El régimen de Asad tiene la mayor responsabilidad por los 250.000 muertes del conflicto y los millones de personas desplazadas".

Barbara Starr y Jennifer Rizzo contribuyeron con este reporte.