(CNNMoney)– La economía de China registró su crecimiento más lento desde 2009, borrando las esperanzas de una rápida recuperación de la segunda economía más grande del mundo.

El producto interno bruto se situó en un 6,9% en el tercer trimestre, según los datos publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas de China.

Mientras que la cifra del PIB fue mejor que la tasa de 6.7% esperada por los economistas sondeados por CNNMoney, marca una desaceleración con respecto al 7% alcanzado en el primer semestre del año.

El objetivo de crecimiento de Beijing para este año es del 7% -una meta que se cumplió en los primeros seis meses-. La cifra está muy lejos de los días embriagadores cuando China tenía un crecimiento del 10%. Pero también es lo suficientemente fuerte como para mantener los niveles de empleo.

Louis Kuijs, economista de Oxford Economics, dijo que los datos del PIB indican que China ha evitado una fuerte desaceleración. Sin embargo, será necesario adoptar medidas de estímulo adicionales si Beijing quiere mantener su objetivo de crecimiento.

El presidente de China, Xi Jinping, ha reconocido las preocupaciones sobre la desaceleración, que ha afectado a los precios de las materias primas a nivel mundial.

La reunión anual de este mes del Partido Comunista será observada de cerca en busca de signos de que Beijing podría estar listo para intervenir de manera más agresiva para impulsar el crecimiento.

Se espera que el gobierno dé a conocer su plan social y económico para cinco años, de