(Crédito: Getty Images)

(CNN Español) - El presidente de Venezuela dijo que Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, debe ser procesado por las declaraciones que emitió con el economista Ricardo Hausmann en una conversación telefónica grabada.

La grabación, según Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, se la hicieron llegar al Gobierno y decidió presentar la semana pasada. El tema de la conversación era la posibilidad de que el Fondo Monetario Internacional apoye a Venezuela con recursos.

“Mira lo que dijo el pelucón mayor, es delito lo que hizo, es delito lo que él hizo y está haciendo: hablar en nombre de la Patria; es un delito grave contemplado en el ordenamiento jurídico y debe ser procesado, tiene que ser procesado. Espero que los órganos de justicia reaccionen porque ¿qué es eso de que está hablando con el FMI?", dijo Maduro.

Según Maduro, con la grabación se evidencia que se le está haciendo una guerra económica al país, para quebrarlo, y luego entregárselo al FMI.

Hace una semana Maduro había dicho que tenía las pruebas de que un grupo negociaba con el FMI recursos hasta por 50.000 millones de dólares con la condición que su gobierno “fuera derrocado”.

El viernes pasado, Mendoza emitió un comunicado sobre la interpretación de la conversación grabada.

“En relación con la grabación ilegal y la difusión por televisión de una conversación telefónica privada que sostuve con el economista venezolano dr. Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, rechazo contundentemente los intentos de manipular a la opinión pública con la clara intención de querer utilizarme en la política venezolana. Como empresario, mi trabajo ha sido siempre contribuir con el desarrollo integral de Venezuela y los venezolanos, mediante la inversión continua, la generación de empleos dignos y el fortalecimiento de la producción nacional”, dijo Mendoza.

Hausmann, el interlocutor de Mendoza en esa conversación que esgrime el gobierno, fue ministro de planificación del gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992 y 1993. En entrevista con Gabriela Frías, dijo que se está "preparando para que cuando el país cambie de dirección poder ayudar con ideas sobre cómo enderezar la situación".

El economista dice que Mendoza no sabía él que le iba a decir y ni que él estaba hablando con el FMI.

Consultado sobre la situación, el FMI agregó a su declaración de la semana pasada para Portafolio Global que “el fondo no está negociando un programa de asistencia financiera para Venezuela con nadie. El FMI discute de programas de asistencia financiera con autoridades de los países miembros”.

“Hace 10 años que no tenemos un diálogo sobre las políticas económicas del país por decisión del gobierno venezolano. En América Latina y el Caribe hay dos países que no tienen artículo 4. Ecuador reanudó el diálogo con nosotros en el año 2014. No negociamos programas o medidas con personas que no representan al país y que no pueden aplicarlas".

"Sin apoyo internacional, el país no va a poder salir" de la crítica situación, dijo Hausmann.

¿Cómo consiguió Cabello la grabación?

Cabello no ha dicho como consiguió esa grabación, que es ilegal de acuerdo con el articulo 48 de la Constitución de Venezuela, que establece:

“Se garantiza el secreto e inviolabilidad de las comunicaciones privadas en todas sus formas. No podrán ser interferidas sino por orden de un tribunal competente, con el cumplimiento de las disposiciones legales y preservándose el secreto de lo privado que no guarde relación con el correspondiente proceso”.

¿Acoso a Polar?

Las Empresas Polar han estado en la mira del gobierno de Maduro y durante sus 12 años en el poder, Chávez también mantuvo una tensa relación con la el grupo.

En abril pasado, Mayela Rojas, gerente de asuntos legales de Alimentos Polar, aseguró que en los primeros cuatro meses de 2015, la empresa había sido fiscalizada 293 veces.

El 31 de julio pasado, miembros de las fuerzas armadas de Venezuela ocuparon un complejo de depósitos usado por las compañías de alimentos Empresas Polar, Nestlé y Pepsi.

En mayo, Manuel Felipe larrazábal, director general de Empresas Polar dijo al diario El Nacional que "no entendemos cuál es la finalidad de este acoso. Somos la única empresa que emite reportes públicos de sus actividades, y estamos además controlados por el Estado en todos los despachos de materia prima y productos terminados".