(CNN)– Un soldado israelí murió en un tiroteo en una estación de autobuses en Beersheba, en el sur de Israel, según el portavoz policial Micky Rosenfeld.

El atacante -identificado por la policía como un hombre beduino- murió en el tiroteo del domingo, pero también murió un inmigrante de Eritrea que al parecer fue identificado erróneamente por un guardia de seguridad como un segundo atacante, dijo la policía.

Una grabación de las cámaras de seguridad mostró una escena caótica de gente corriendo. Otro video de la escena, rodada en un teléfono celular y transmitido por los medios de comunicación israelíes, parece mostrar a la gente pateando con ira al eritreo, herido en la cabeza y en el cuerpo, e incluso golpeándolo con un banco.

La policía israelí condenó los ataques contra el hombre herido, que dijo que lo dejaron irreconocible. La vocera policial Luba Samri dijo que habría una investigación para identificar a los involucrados en la golpiza.

10 heridos

Al menos 10 personas resultaron heridas en el tiroteo. Cuatro de ellos eran oficiales de la policía, según el Jerusalem Post.

La policía identificó al atacante como Mohannad Al-Oqbi, un beduino de 21 años de edad, de la ciudad de Hura, cerca de Beersheba. Las autoridades también arrestaron a un miembro de su familia bajo la sospecha de ayudarlo, dijo Samri.

Los beduinos son pueblos de lengua árabe tradicionalmente nómadas en Medio Oriente. En Israel, donde poseen la ciudadanía, pero algunos se han enfrentado con las autoridades sobre las políticas sobre las ciudades.

Algunas aldeas beduinas han ganado reconocimientos como ciudades, pero algunos asentamientos no han sido reconocidos y han sido condenados a la demolición, según el sitio web del Parlamento de Israel.

Esto ha dado lugar a tensiones de larga data entre algunos grupos de beduinos y el gobierno israelí.

Choques mortales

El incidente se produce durante una ola de violencia entre israelíes y palestinos, sobre todo en los territorios y los barrios palestinos.

El domingo, cuatro palestinos resultaron heridos en Cisjordania, según un portavoz del Ministerio de Salud palestino.

Siete israelíes murieron desde el 1 de octubre en los ataques de los palestinos con cuchillos, armas y vehículos, de acuerdo con funcionarios israelíes.

Al menos 44 palestinos fallecieron este mes en Jerusalén, Gaza y Cisjordania, dijo el portavoz de la Autoridad Ministerio de Salud palestino, Osama al-Najjar, a CNN. Esta cifra incluye a los muertos después de llevar a cabo ataques.

Esto se suma a los más de 1.770 heridos por fuego o balas de goma en el mismo período de tiempo, según Najjar.

Ambas partes han intercambiado culpad acerca de quién es responsable de la violencia en curso.

Michael Schwartz informó desde Jerusalén, Jethro Mullen escribió desde Hong Kong. Ben Brumfield, Brian Walker y Yousuf Basil contribuyeron con este reporte.