El pequeño de 3 años fue trasladado a un hospital, donde murió.

(CNN)— Un niño de seis años disparó accidentalmente y mató a su hermano menor de tres, con un arma que su padre escondía cargada en la casa.

Los chicos estaban jugando a "policías y ladrones" cuando el arma se disparó, según la policía de Chicago. Sucedió mientras que su padre, Michael Santiago, de 25 años, estaba en el trabajo, su mamá estaba en la tienda y el abuelo de los niños los cuidaba.

La policía de Chicago dijo que el niño de 6 años encontró la pistola cargada de su padre escondida en la cocina, envuelta en pantalones de pijama.

El padre fue encarcelado.

"Michael Santiago fue arrestado y acusado de guardar un arma de fuego cargada en la parte superior de un refrigerador, a la que tenían acceso sus hijos menores de edad", dijo la policía.

El abuelo de los niños, Israel LaSalle, que vive en la unidad encima de la familia, envió a los chicos abajo para conseguir algo para limpiar al perro y oyó un disparo poco después, según WLS, afiliada de CNN.

"Escuché un estallido, ya sabes, como si alguien hubiera disparado, así que abrí la puerta y miré hacia fuera y él estaba corriendo por las escaleras y me dijo que alguien le disparó a su hermano", le contó LaSalle a WLS.

El niño de 3 años fue trasladado a un hospital, donde murió.

"Ya sabes cómo son los niños, se meten en todo", dijo. "No hay un lugar seguro donde se puede guardar una pistola y que un niño no la alcance o encuentre".

Los investigadores dicen que Santiago es un expandillero que compró ilegalmente el arma para su protección después de testificar en contra de otro miembro de la banda en un juicio por asesinato.