(CNNMoney) - Airbnb ha eliminado una campaña publicitaria en San Francisco que irritó a algunas personas.

La compañía lanzó una campaña el miércoles que sugería cómo la ciudad debería gastar los 12 millones de dólares en tasas hoteleras que Airbnb paga cada año. Por ejemplo, un anuncio recomendó usar el dinero de los impuestos para mantener abiertas las bibliotecas públicas hasta más tarde en la noche.

El contragolpe fue inmediato en las redes sociales; algunos usuarios sugirieron que los anuncios eran impertinentes y pasivo-agresivos.

"Esto pasará a la historia. Es un fracaso que hará eco a través de los siglos, incluso hasta la eternidad", dijo un usuario de Twitter.

No pasó mucho tiempo antes de que Airbnb, con sede en San Francisco, diera marcha atrás. Cristopher Nulty, vocero de Airbnb, confirmó que la compañía eliminaría los anuncios inmediatamente.

"El objetivo era mostrar cuál es la contribución fiscal hotelera de nuestros anfitriones y huéspedes, la cual es de más o menos 1 millón de dólares por mes", dijo Nulty.

A través de un tuit, la compañía se disculpó.

"Nos disculpamos por los avisos publicitarios del miércoles en San Francisco. Ellos muestran falta de juicio y no corresponden a los valores y humanidad de nuestra comunidad global", escribió la compañía en su cuenta de Twittter.

Nulty dijo que la campaña tenía el tono equivocado, y se disculpó con aquellos que pudieran haberse sentido ofendidos.

Las compañías de tecnología han sido atacadas en San Francisco, donde a los críticos les preocupan los elevados precios de la vivienda y el efecto de la industria en todo, d}nto votarán sobre una iniciativa que restringiría seriamente los alquileres de habitaciones privadas en la ciudad.

"Traducción: no entendemos las distribuciones y vamos a fingir que la biblioteca lo recibe todo, no el 1,4%. #airbnb", escribió el usuario Scout Clavert en Twitter.