(CNN Español)— La primera dama de Perú, Nadine Heredia, dijo sentirse decepcionada por la decisión del Tribunal Constitucional, que resolvió por unanimidad que la investigación en su contra por presunto lavado de activos debe continuar en la Fiscalía.

“Estoy decepcionada, (es una) sentencia a medida de la presión de la oposición mediática”, dijo Heredia, en una conferencia de prensa la noche del miércoles.

Heredia se mostró sorprendida por la rapidez con la que este tribunal revocó la sentencia judicial que archivó la denuncia en su contra por las supuestas irregularidades en la contabilidad de fondos para la campaña electoral de 2006 del partido nacionalista.

Dijo que es imposible que en cuatro días hayan revisado un expediente de más de 20.000 folios, tras la sustentación del recurso.

Tras señalar que se siente desamparada por la justicia del país, Nadine Heredia dijo que el tribunal constitucional decidió su caso por “presiones políticas”.

La primera dama señaló que las 10 investigaciones que se le siguen en la fiscalía y el Congreso de la República por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de activos no tienen sustento y que no está en juego dinero público.

Según la unidad de Inteligencia Financiera, Heredia recibió 215.000 dólares entre el 2006 y el 2009 por contratos de trabajo, de ellos 80.000 de la empresa Kaysamak de Venezuela y más de 90.000 del exasesor Martín Belaúnde, hoy detenido por corrupción. Belaúnde ha negado las acusaciones y se ha declarado inocente.

Heredia no descartó acudir a instancias internacionales al sentir que se han vulnerado sus derechos ciudadanos. Dijo que no dará un paso al costado y seguirá trabajando junto al presidente Ollanta Humala.