(CNN Español)– Autoridades estadounidenses lanzaron una investigación sobre un presunto caso de corrupción en Petróleos de Venezuela (PdVSA), informó el Wall Street Journal.

Según el reportaje del WSJ, Estados Unidos investiga si exfuncionarios venezolanos utilizaron PdVSA para saquear miles de millones de dólares del país a través de sobornos y otros esquemas, dice el diario, citando una fuente familiarizada con el caso que no identificó.

La investigación también está tratando de determinar si PdVSA y sus cuentas bancarias en el extranjero fueron utilizadas para otros fines ilegales, incluidos planes de divisas en el mercado negro y lavado de dinero del narcotráfico.

El reportaje del WSJ hace referencia a Rafael Ramírez, expresidente de la paraestatal  y actual embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, y a su primo, Diego Salazar. Según el texto, Salazar se reunió con unos empresarios españoles -en lugar de Ramírez- a quienes le pidió sobornos para participar en la adjudicación de un proyecto de energía eléctrica con la petrolera venezolana.

Ni Ramírez ni Salazar estuvieron disponibles para hacer comentarios al diario.

En el pasado, funcionarios venezolanos calificaron acusaciones de corrupción como un intento de desestabilizar el gobierno por parte de "enemigos extranjeros".