(CNN) - El ministro británico de relaciones exteriores Phillip Hammond le confirmó a periodistas en Viena que el prisionero inglés Shaker Aamer, que permanecía en Guantánamo, fue liberado.

"Puedo confirmar la liberación de Shaker Aamer y su regreso a Reino Unido", dijo el ministro Hammond.

Cori Crider, el abogado de Aamer en Estados Unidos y Director Estratégico de Reprieve (una organización de Derechos Humanos que lleva el caso de Shaker), le confirmó a CNN que Aamer ya llegó a Reino Unido.

Crieder dijo que está "encantado" con la liberación de su cliente y que este regrese con su familia.

"Ha pasado un largo tiempo. Shaker ahora necesita ver a un doctor y luego, tener un tiempo solo y con su familia, en cuanto sea posible".

Reino Unido celebra su regreso

Un portavoz de la oficina de Relaciones Exteriores de Reino Unido también confirmó la llegada de Aamer a su país y celebró su regreso.

"Ha sido una política del gobierno desde hace tiempo asegurarse que el señor Aamer regrese a Reino Unido. Celebramos su liberación y continuamos apoyando el compromiso del presidente Barack Obama en cerrar el centro de detención de Guantánamo", dijo.

Un grupo de defensa de derechos humanos "Save Shaker" (salven a Shaker) celebró el regreso de Aamer a Reino Unido.

"Shaker Aamer finalmente regresará hoy luego de 14 años sin cargos en Guantánamo. Un sincero agradecimiento a todos los que lucharon por él", se lee en la cuenta en Twitter @SaveShaker

14 años en prisión

Según la página de Reprieve, Shaker Aamer es un residente permanente de Reino Unido, casado con una mujer británica y tiene cuatro niños que viven en Londres. En 2001 hacía voluntariado en Afganistán "cuando fue secuestrado y vendido por una recompensa a las fuerzas de Estados Unidos".

"Él fue torturado, y eventualmente golpeado, y obligado a estar de acuerdo con lo que sus captores lo acusaban. Satisfechos con la confesion, sus captores lo llevaron a Guantánamo el día de San Valentín en 2002", dice un informe del caso del hombre en la página de los defensores de derechos humanos.

La liberación de Aamer fue aprobada en 2007, pero su regreso a casa se produjo sólo ocho años después.