Dubai, Emiratos Árabes Unidos (CNN) – ¿Qué pasaría si invitas a los diseñadores más prometedores de las mejores escuelas de diseño de todo el mundo a participar en una única exposición?

Probablemente sería algo muy parecido al nuevo Global Grad Show de Dubai.

Con graduados de la talla del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), de la Universidad Real de Arte de Londres (RCA, por sus siglas en inglés), de la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU), de la Universidad Nacional de Singapur y de la Universidad Tecnológica de Eindhoven (TU Eindhoven), la nueva exposición destacó "los proyectos más innovadores de las principales escuelas de diseño del mundo".

Los diseños de los 50 finalistas seleccionados incluyeron contenedores autoconducidos para dormir, muebles "fantasmas”, un yate de lujo que limpia el océano, un helicóptero ‘hackeado’ de los muebles de Ikea y un espejo que te mostrará cómo te ves por dentro.

Uno de los diseños expuesto fue un equipo que permite que los niños ayuden a descubrir nuevos antibióticos.

Uno de los diseños expuesto fue un equipo que permite que los niños ayuden a descubrir nuevos antibióticos.

El autor y diseñador estadounidense, Brendan McGetrick, quien seleccionó a los finalistas, dice que buscó proyectos que fueran más allá de la simple estética: "El diseño de las exposiciones a menudo se enfoca solamente en el estilo... una lámpara o una silla, por ejemplo, que se vea preciosa, o simplemente inusual, pero no proporciona una experiencia o un beneficio fundamentalmente diferente del que ofrece cualquier otra lámpara o silla".

"En el caso del Global Grad Show, muchas de las exposiciones están tratando de aplicar el diseño para abrir nuevas posibilidades o para satisfacer las necesidades que actualmente no han sido satisfechas. Dado que muchos de ellos son prototipos, los objetos mismos no siempre se ven estéticamente refinados, pero cada uno contiene en su interior una nueva idea y, por lo tanto, una visión de la vida ahora y en el futuro".

Mira todos los diseños en la galería en la parte superior. Aquí, McGetrick explica la nueva perspectiva que esta nueva generación trae a la mesa de diseño.

CNN: ¿Acaso los estudiantes de diseño de hoy en día están más interesados ​​en resolver problemas sociales y tecnológicos que las generaciones anteriores?

Brendan McGetrick: Es difícil decir si están más o menos interesados, pero creo que estamos en un momento en que existe una gran cantidad de fe en el poder de las nuevas tecnologías... por lo que los niveles de ambición de los estudiantes tienden a ser altos y la posible audiencia, muy grande.

Este también es un momento en que los modelos desarrollados en el siglo XX son obviamente insostenibles, pero sus reemplazos aún tienen que consolidarse, por lo que hay espacio para la imaginación y para soñar con temas que son de enormes consecuencias, como la energía, el envejecimiento, la contaminación, etc.

Creo que es esencial que los estudiantes trabajen en estos problemas, ya que las escuelas siguen siendo un bastión del pensamiento libre, donde a los estudiantes se les permite diseñar soluciones que no necesariamente siguen los dictados del mercado libre.

Aunque, en última instancia, el diseño tiene el propósito de ser práctico, creo que es esencial que los estudiantes también produzcan ideas que no sean inmediatamente aplicables –o incluso posibles– pero que amplíen el alcance de la manera en que las personas ven un problema.

Este tipo de proyectos mueven la aguja en términos de cultura y es más probable que vengan de una escuela que de un estudio profesional o de una corporación multinacional. Las escuelas generalmente inculcan una idea de que el diseño es una fuerza para el bien y creo que los proyectos en el programa reflejan eso.

CNN: ¿Cómo podría esta nueva generación de graduados hacer del mundo un lugar mejor?

Creo que es importante que la comprensión popular de lo que es el diseño y de lo que un diseñador hace se expande más allá de sus limitaciones actuales. El diseño todavía es considerado por la mayoría como hacer cosas que se vean interesantes en lugar de resolver problemas o ampliar las posibilidades.

Mi esperanza sería que esta nueva generación se resista a estar confinada al conjunto estándar de disciplinas de diseño –moda, gráficos, arquitectura, etc.– e insista en una definición ampliada del diseño que pueda incorporar más de la experiencia humana y la necesidad, y demostrar así cómo el diseño central debería ser el hecho de abordarlos.

Creo que para los estudiantes, también es esencial estar produciendo ideas que no son inmediatamente aplicables... e incluso posibles

El curador Brendan McGetrick