(CNN Español) - Un grupo de 100 mujeres se atrevieron a hacer yoga al mismo tiempo sobre el puente de cristal Haohan Qiao en el Parque Nacional Geológico Shiniuzhai.

El nombre de este aterrador puente quiere decir 'Puente de los hombres valientes', y tiene su motivo, ya que es una pasarela de cristal suspendida a la vertiginosa altitud de 180 metros (590 pies) sobre un precipicio en la provincia central de Hunan, en China.

Las 100 valientes se vistieron de amarillo y blanco para participar en una sesión fotográfica haciendo ejercicio sobre los paneles de cristal, que tienen 24 milímetros de grosor y son 25 veces más fuertes que el cristal convencional.