Toyota invertirá una fuerte suma de dinero en proyectos de inteligencia artificial.

(CNNMoney) - Toyota está tomando en serio el tema de la conducción automática.

El jueves, la compañía automotriz anunció que invertirá 1.000 millones de dólares en los próximos 5 años en inteligencia artificial e investigación robótica. Toyota está creando una nueva compañía llamada Toyota Research Institute Inc., que tendrá oficinas en Silicon Valley, Cambridge y Massachusetts.

La investigación será probablemente usada en vehículos totalmente automatizados, pero el instituto quiere enfocarse en características que puedan ayudar a los conductores a evitar accidentes , como frenos automáticos, en el futuro cercano.

“Hay alguna gente en búsqueda de la conducción autónoma como su meta final”, dijo el portavoz de Toyota, John Hanson. “Definitivamente será en el futuro. Lo que queremos hacer es empezar a salvar vidas inmediatamente”.

El grupo quiere disminuir el tiempo de respuesta para tener nuevas funciones automatizadas en el laboratorio que sean usadas en carros en la carretera.

“Lo que este modelo podría lograr, esperamos, es cerrar la brecha entre la investigación pura y el desarrollo del producto”, dijo Hanson.

Los carros sin conductor son un tema caliente en Silicon Valley. La Universidad de Stanford tiene equipos trabajando en esa tecnología; compañías de vehículos tienen centros de innovación allí y los prototipos de carros que se conducen solos de Google se pueden ver en las calles.

Aún sí, los vehículos totalmente automáticos no estarán disponibles para los clientes hasta dentro de muchos años.

Toyota contrató a Gill Pratt, que lideró el programa DARPA Robotics Challenge, para dirigir la nueva unidad. Esta empezará en 2016 y contratará, además, aproximadamente a 200 personas en ambas locaciones. Se espera atraer a los mejores ingenieros de Stanford y del MIT.

Si bien algunas de sus actividades de investigación serán de su propiedad, el instituto de investigación de Toyota también planea ser parte de una colaboración de un programa de Inteligencia Artificial. Esta funciona con startups, otras manufacturas y centros de investigación y universidades.

“Todos juntos estamos tratando de eliminar accidentes, y hay mucho que hacer pero creemos que es factible”, dijo Hanson.