En algunas zonas, la visibilidad se reduce a los 500 metros.

(CNN)– La espesa niebla que envuelve una gran área del noreste de China podría permanecer hasta el sábado, advirtieron las autoridades.

Todo comenzó el fin de semana ya que las temperaturas cayeron y en las ciudades se comenzó a quemar carbón para mantener el calor.

"Muchas ciudades en China, incluyendo las provincias del noreste, utilizan el carbón como el principal generador de calor, lo que hace subir los niveles de contaminación del aire", dijo Zhang Bin, funcionario del departamento de protección del medio ambiente de la ciudad de Changchun, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Los agricultores también estaban contribuyendo a la neblina por la quema de la paja después de la cosecha de otoño, según Xinhua.

Visibilidad limitada

El martes, la pesada niebla colgaba sobre la central provincia de Liaoning, donde las autoridades dijeron que la visibilidad se reducía a los 500 metros en algunos lugares. La bruma pesada se produce cuando la humedad es inferior al 80% y la visibilidad es menor a 2 kilómetros.

Bruma de nivel medio también fue registrada en algunas partes de Beijing, Tianjin, y algunas zonas de las provincias de Hebei, Henan, Shandong, Jilin y Heilongjiang. En las zonas de neblina de nivel medio, la humedad es inferior al 80% y la visibilidad es entre 2 y t3 kilómetros.

Niveles de contaminación "fuera de serie"

Decenas de vuelos permanecieron en tierra y algunas carreteras fueron cerradas después de que los niveles de contaminación en el aire se dispararan en Shenyang, provincia de Liaoning, donde viven 8,1 millones de personas, el domingo.

Los niveles de PM2.5, el tipo más dañino de partículas, llegó a 1.400 en la ciudad, 56 veces por encima de los niveles recomendados establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS establece su nivel máximo en un promedio de 25 microgramos en un período de 24 horas.

Al menos 87 vuelos fueron retrasados ​​o cancelados desde la mañana del lunes. Las carreteras que conectan Changchun y otras ciudades de la provincia se cerraron por completo o parcialmente, informaron medios estatales.

Los hospitales locales se llenaron de pacientes que sufren de enfermedades respiratorias.