(CNN)— En sus primeras declaraciones desde que estalló el presunto escándalo de dopaje en el atletismo ruso, el presidente Vladimir Putin dijo el miércoles que su país llevará a cabo su propia investigación y cooperará con los organismos que rigen el deporte internacional, según la agencia estatal de noticias Sputnik.

"(Rusia) debe hacer todo lo posible para proteger a (sus) atletas de sustancias prohibidas... ya que la competencia debe ser justa y promover el espíritu deportivo", dijo Putin según Sputnik.

Putin se dirigía a los jefes de las federaciones deportivas de Rusia en una reunión en Sochi.

Previamente, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, predijo que Rusia cooperará para asegurar su participación en Río 2016.

"Creo que Rusia cooperará para avanzar y para asegurarse de que el atletismo rusos es compatible con la WADA (Agencia Mundial Antidopaje). Esto es lo que tiene que pasar con el fin de participar en los Juegos Olímpicos", dijo a la cadena de televisión de Nueva Zelandia 3News.

El Comité Olímpico de Rusia dijo que llevaría a cabo actividades para erradicar el dopaje en el deporte y trabajaría en estrecha colaboración con el COI, la WADA y los comités olímpicos nacionales de otros países y federaciones deportivas.

"Siempre estamos abiertos a la colaboración con todos los organismos internacionales y dispuesto a continuar la asistencia integral a las iniciativas encaminadas a la erradicación del dopaje", dijo el Comité ruso en un comunicado.

También pidió al COI y a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) no tomar medidas que prohibirían atletas rusos que no han estado involucrados en el dopaje de la participación en las competiciones internacionales.

Bach dijo que sería la IAAF quien decidiría el castigo. La WADA recomendó prohibir a Rusia participar en competencias atléticas internacionales.

El martes, la WADA retiró las credenciales de un laboratorio de Moscú involucrado en el escándalo.

El informe sugirió que el laboratorio había "estado involucrado en un encubrimiento generalizado" de las pruebas de dopaje positivas y que 1.417 muestras requeridas fueron objeto de "destrucción intencional y maliciosa".

También detalló "prácticas de corrupción y soborno en los más altos niveles de atletismo internacional", evidencias que se han transmitido a la organización internacional de lucha contra el crimen Interpol para una mayor investigación.