Flores, velas y mensajes en homenaje a las víctimas de los ataques, en un memorial cerca de la sala Bataclan, en París (BERTRAND GUAY/AFP/Getty Images).

(CNN) - "No tendrás mi odio".

Ese es el desafiante mensaje que el marido de una de las víctimas de los ataques de París está enviando a ISIS.

Antoine Leiris perdió a su esposa en la violencia que sacudió la capital francesa el viernes, que se cobró la vida de al menos 129 personas y dejó cientos de heridos.

Él escribió un conmovedor homenaje a su esposa el lunes en su página de Facebook. Su post, con la promesa de no dejar que su hijo de 17 meses de edad crezca con el temor de ISIS, se ha compartido más de 57.000 veces.

"Quieres que tenga miedo”

"La noche del viernes te llevaste la vida de un ser humano excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo, pero no tendrás mi odio", escribió Leiris.

"No sé quiénes son, y no quiero. Son almas muertas. Si este Dios por quien matan tan ciegamente nos ha hecho a su imagen, cada bala en el cuerpo de mi mujer habrá sido una herida en su corazón".

"Así que no les daré el privilegio de odiarlos. Por supuesto que lo buscan, pero respondiendo al odio con ira cedería a la misma ignorancia que los hace como son. Quieren que tenga miedo, que mire a los ojos de mis conciudadanos con desconfianza, que sacrifique mi libertad por seguridad. Han perdido. Voy a continuar como antes.

"La vi esta mañana. Finalmente, después de noches y días de espera. Ella estaba tan hermosa como cuando se fue el viernes por la noche, tan bella como cuando me enamoré locamente hace más de 12 años. Por supuesto, estoy devastado por la angustia, te cedo esa pequeña victoria, pero va a ser de corta duración. Yo sé que ella estará con nosotros todos los días y que nos volveremos a encontrar en un paraíso de almas libres a los que tú nunca tendrás acceso".

Ataque a las libertades occidentales

Los ataques, vistos como una afrenta no solo a Francia, sino a las libertades occidentales, ha suscitado temores de represalias contra los refugiados y la población musulmana de Francia.

Pero muchos parisinos, como Leiris, están decididos a seguir con su vida de forma normal, negándose a ceder a la meta ISIS de sembrar las divisiones y el odio en la sociedad.

Leiris cerró su emotivo homenaje a su esposa con la promesa de criar a su hijo feliz y libre.

"Somos solo dos, mi hijo y yo, pero somos más fuerte que todos los ejércitos del mundo. Además, no tengo más tiempo para concederte, tengo que ir con Melvil que está despertando de su siesta. Tan solo tiene 17 meses de edad. Va a comer su merienda como lo hace todos los días, entonces vamos a jugar como lo hacemos todos los días y todos los días de su vida este niño luchará por ser feliz y libre. Porque no tendrás su odio".