(CNN)– Dos ataques con bombas en 24 horas -uno de ellos involucra a una niña suicida de 11 años de edad- mataron a decenas de personas e hirieron a más de 120 en las ciudades nigerianas de Yola y Kano, dijeron las autoridades.

Al menos 31 personas murieron y otras 72 resultaron heridas en la explosión de una bomba la noche del martes en la ciudad nororiental de Yola, dijo Aliyu Maikano, funcionario local de la Cruz Roja.

No estaba claro si la explosión fue de un dispositivo colocado u obra de un terrorista suicida, según los informes.

Un funcionario de la Agencia de Manejo de Emergencia Nacional (NEMA), Sa'ad Bello, dio un número de víctimas un poco más alto: 32 muertos y 80 heridos, mientras que funcionarios del hospital dieron a los periódicos cifras aún mayores.

Al noroeste, en Kano, un doble atentado suicida mató a 15 personas y dejó heridas a por lo menos 123 en un mercado de telefonía móvil, dijo el comisionado de la policía del estado de Kano, Muhammad Musa Katsina.

Los dos atacantes, sobre quienes Katsina dijo que eran mujeres entre 11 y 18 años, se inmolaron durante el pico de concentración de personas, dijo.

Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad del ataque, pero Boko Haram, un grupo militante islámico, es el principal sospechoso. La organización terrorista golpeó el mismo mercado en enero de 2012, matando a 185 personas con bombas y armas de fuego.

Robyn Kriel y Elizabeth Joseph contribuyeron con este reporte.