El precandidato presidencial republicano Donald Trump está en el ojo del huracán por sus declaraciones sobre las supuestas declaraciones sobre celebraciones luego del 9/11. (Crédito: Scott Olson/Getty Images).

(CNN) - Donald Trump repitió dos veces durante el fin de semana que él vio gente vitoreando en Nueva Jersey después de los ataques del 9/11... pero sus afirmaciones están siendo ampliamente discutidas como falsas.

El republicano Ben Carson, su rival en las primarias, también dijo que fue testigo de lo mismo, pero su campaña se echó atrás en su declaración más tarde el lunes.

Trump hizo la afirmación por primera vez en una concentración de campaña en Alabama el sábado, donde dijo que él "vio el World Trade Center venirse abajo" y vio en Nueva Jersey "cuando miles de personas estaban vitoreando mientras que el edificio se venía abajo".

Él volvió a hacer esas afirmaciones en una entrevista el domingo en el programa "This Week" de ABC, incluso cuando George Stephanopoulos difirió.

"Había personas que estaban celebrando al otro lado de Nueva Jersey, donde hay grandes poblaciones árabes", dijo Trump. "Ellos estaban celebrando mientras el World Trade Center se venía abajo. Sé que para ustedes hablar de esto podría no ser políticamente correcto, pero había personas celebrando mientras que el edificio se venía abajo".

Stephanopoulos presionó: "La policía dijo que eso no sucedió", a lo que Trump respondió que él mismo lo había visto en la televisión.

Trump afirmó: "Fue bien cubierto en ese momento".

Pero varias publicaciones y políticos locales han dicho que Trump está equivocado.

Tanto Politifact como el Fact Checker del Washington Post analizaron la afirmación de Trump. Politifact lo clasificó como "una completa mentira" y el Washington Post le dio "cuatro Pinochos".

Ningún medio pudo encontrar noticias que corroboraran el relato de los hechos de Trump. Hubo unos cuantos informes de rumores de que hubo celebraciones en Nueva Jersey, junto con imágenes de palestinos celebrando en el extranjero que fueron difundidos a nivel local.

Tributo a las víctimas de los atentados terroristas con dos luces que conmemoran las Torres Gemelas en Manhattan. (Crédito: Michael Bocchieri/Getty Images)

Tributo a las víctimas de los atentados terroristas con dos luces que conmemoran las Torres Gemelas en Manhattan. (Crédito: Michael Bocchieri/Getty Images)

El 17 de septiembre de 2001, una historia de Associated Press se refirió a los "rumores... sin fundamento respecto a que musulmanes celebraban en las azoteas por los ataques" en Jersey City, Nueva Jersey.

Y en un artículo del 18 de septiembre de 2001, el diario The Washington Post escribió que "las autoridades policiales habían detenido e interrogado a varias personas que presuntamente fueron vistas celebrando los ataques y haciendo fiestas celebrando al estilo deportivo sobre las azoteas mientras que veían la devastación del otro lado del río". Pero no hubo ninguna fuente de la información y no hay evidencia de que se haya obtenido alguna información del interrogatorio.

Los políticos del área también difirieron.

"Ya sea que @realDonaldTrump tenga problemas de memoria o que intencionalmente distorsione la verdad, cualquiera de las situaciones debería ser preocupante para el Partido Republicano", tuiteó el domingo Steven Fulop, el alcalde demócrata de Jersey City.

"No estoy seguro cuál haya sido el agujero de araña lujoso en el que @realDonaldTrump se haya estado ocultando el 11 de septiembre, pero yo vi que en ese día los estadounidenses se unieron @GStephanopoulos", tuiteó el exgobernador de Nueva York, George Pataki... uno de los candidatos opositores en las elecciones primarias del Partido Republicano.

"Eso es completamente falso. Eso es evidentemente falso", le dijo Jerry Speziale, el comisionado de la policía de Paterson, Nueva Jersey, a The Washington Post". Eso nunca sucedió. No hubo banderas quemándose, nadie estaba bailando. Eso es (calificativo de corral)".

Uno de los opositores republicanos de Trump en las elecciones primarias, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, fue evasivo en cuanto a si sucedió, pero dijo que no recordaba nada por el estilo.

"No me recuerdo de eso, y por lo tanto no es algo que fuera parte de mis recuerdos. Creo que si hubiera sucedido, lo recordaría, pero como ya saben, también hay cosas que se me olvidan", le dijo Christie a NJ.com.

Trump inicialmente tuvo el respaldo de Carson, quien le dijo a los periodistas reunidos en Nevada que él sí había visto celebraciones de musulmanes estadounidenses en Nueva Jersey después del 9/11.

"Vi las secuencias del video, sí", dijo. Cuando se le preguntó qué tipo de secuencias, él respondió: "Las noticias".

"Tú sabes que habrán personas que respondan inadecuadamente prácticamente ante todo", dijo Carson. "Creo que esa fue una respuesta inadecuada. No sé si se podrá tomar esa base para decir que todos los musulmanes son malas personas. En realidad creo que eso sería forzar algo".

La campaña de Carson desechó ese comentario más tarde.

"El Dr. Carson no respalda la declaración que se le atribuye anteriormente el día de hoy en cuanto a los acontecimientos que rodean el 9/11", dijo el director de comunicaciones de Carson, Doug Watts.

Donald Trump y Ben Carson amenazaran con no participar en el debate organizado por CNBC si no se limitaba a solo dos horas.

"Él no cree que los musulmanes estadounidenses en Nueva Jersey estuvieran celebrando la caída de las Torres Gemelas, lo que recuerda son las abundantes secuencias de las noticias en las que se veían multitudes en el Oriente Medio que celebraban los trágicos acontecimientos del 9/11", dijo. "Consideró que su júbilo era inapropiado y preocupante, pero no consideró antes ni considera ahora que eso sea representativo de la población musulmana estadounidense o de la población musulmana en general".

El senador de la Florida, Marco Rubio, criticó la afirmación de Trump el lunes después de un evento de campaña en Iowa.

"No es cierto y hay suficientes verificaciones de hechos que demuestran que no lo es", les dijo a los periodistas allí, según su campaña.

El lunes, el candidato presidencial demócrata Bernie Sanders le dijo a Brooke Baldwin, de CNN, que no sabía de dónde sacaba Trump sus pruebas.

"Creo que nadie en Estados Unidos ha visto eso", dijo Sanders. "Lo que me preocupa, Brooke, es el crecimiento de la islamofobia en este país, el deseo de ganar votos al hacer de un grupo de personas un chivo expiatorio, lo cual se supone que no se debe hacer en Estados Unidos. Así que nuevamente pienso que el señor Trump está desaprovechando sus oportunidades".

Trump mismo también exigió una disculpa de parte de The Washington Post más tarde el lunes en relación al artículo de 2001 que hacía referencia a los informes turbios de alegatos de celebraciones.

"A través de @washingtonpost 18 de septiembre de 2001. ¡Quiero una disculpa! ¡Muchas personas han tuiteado que tengo razón!", tuiteó Trump.

 

Serge Kovaleski, el reportero principal del artículo del Washington Post al que Trump hace referencia, dijo que no recuerda testigos que informaran de grandes grupos de personas que estuvieran celebrando.

"Hicimos muchos informes de lo que vimos al caminar en y alrededor de Jersey City y platicamos con una gran cantidad de residentes y funcionarios buscando ampliar la historia. De hecho, mucho de eso ya se ha borrado de la memoria", dijo Kovaleski, quien ahora es periodista de investigación de The New York Times. "Pero no recuerdo que alguien haya dicho que había miles, ni siquiera cientos, de personas celebrando. Ese no fue el caso, si mal no recuerdo".

The Washington Post ya había actualizado su historia muchas horas antes de incluir la cita de su historia de 2001 y dijo que no cambió la calificación que le daba a las afirmaciones de Trump.

Los comentarios se produjeron durante un fin de semana donde Trump exigió la vigilancia de las mezquitas, el uso del simulacro de asfixia, una lista de registro para todos los refugiados y en el que retuiteó el tuit de uno de sus seguidores que contenía estadísticas falsas que implicaban falsamente que los negros eran responsables de la mayoría de los asesinatos de ambas razas.

Brian Stelter y Erick Bradner de CNN contribuyeron con este reportaje.