Manifestantes y policías se enfrentaron en París, unas horas antes del inicio de la cumbre sobre el cambio climático. (Crédito: FRANCOIS GUILLOT/AFP/Getty Images).

(CNN Español) – Una jornada de protestas, enfrentamientos, detenciones y hasta lanzamiento de gases lacrimógenos marcaron la víspera de la apertura de la XXI Conferencia sobre el Cambio Climático (COP 21), en París.

Cerca de 150 líderes mundiales se congregarán en París para el inicio de la cumbre organizada por Naciones Unidas, con el objetivo de llegar a un acuerdo global para limitar las emisiones de los gases de efecto invernadero.

El domingo, miles de personas no pudieron manifestarse debido el estado de emergencia que rige en la capital francesa y las restricciones impuestas tras los atentados del 13 de noviembre.

Como alternativa, activistas e inconformes colocaron cientos de pares de zapatos en la Plaza de la República, pero la tensión se desbordó y al final de la actividad los manifestantes se enfrentaron a la policía.

Los uniformados usaron gases lacrimógenos para dispersar a la muchedumbre.

208 personas fueron detenidas y otras 174 fueron puestas a disposición de las autoridades, según el primer ministro Bernard Cazeneuve.

El jefe de la policía de París, Michel Cadot, describió lo que condujo a los arrestos en una rueda de prensa.

Dijo que "los manifestantes arrojaron zapatos, gases lacrimógenos, botellas de vidrio, e incluso las velas que se ubicaron en los sitios de los ataques terroristas, mostrando una extrema falta de respeto".

Añadió que esas conductas llevaron a las autoridades a responder lanzando gases lacrimógenos contra la multitud para controlar la situación.

Desde Bruselas, El presidente Francois Hollande calificó la situación como escandalosa. El mandatario dijo que los lugares donde decenas de personas cayeron por las balas terroristas habrían sido deshonrados.