El papa Francisco visitó un campo de refugiados en Bangui, República Centroafricana, la última etapa de su gira africana. (Crédito: GIUSEPPE CACACE/AFP/Getty Images).

(CNN Español) – Francisco inició este domingo lo que muchos consideran la etapa más peligrosa de su viaje por tres países de África.

El pontífice llegó a la República Centroafricana, donde musulmanes y milicias cristianas se están matando unos a otros.

Al ser recibido por las autoridades y el cuerpo diplomático en la nación africana, el obispo de Roma pidió al gobierno y a población ceñirse a los principios y valores bajo los cuales se fundó ese país: unidad, dignidad y trabajo.

Francisco fue después hasta un campo de acogida para los desplazados por el conflicto, en Bangui, donde decenas de niños le dieron una cálida bienvenida.

"Tenemos que trabajar y rezar y hacer de todo por la paz. Pero la paz sin amor, sin amistad, sin tolerancia, sin perdón no es posible”, les dijo el papa.

La violencia interreligiosa en la República Centroafricana ha cobrado la vida de miles de personas en los últimos dos años, desde que un grupo musulmán rebelde derrocó a un presidente cristiano, lo que dio origen a brutales ataques entre milicias de ambos credos.