(CNN Español) - Nestora Salgado, excoordinadora de la Policía Comunitaria en Olinalá, estado de Guerrero, México, dijo en Aristegui que hoy en día está detenida porque no aceptó dinero del gobierno.

Salgado está recluida en el Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, en donde habló con Aristegui. Fue detenida el 21 de agosto de 2013 por la Marina y el Ejército y acusada de secuestro. Además enfrenta cargos por un homicidio.

"El hecho de estar aquí lo atribuyo a no haber aceptado el dinero que el gobierno me ofrecía", dijo Nestora, en entrevista.

La exlíder comunitaria dijo que inicialmente el gobierno de Guerrero le ofreció tres millones de pesos para que "se hiciera a un lado". Lo hizo mediante Eliseo Villar, el entonces coordinador de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, quien -según Nestora- era próximo al entonces gobernador Ángel Aguirre (2011-2014).

"Me ofrecieron el dinero para que yo no crezca como policía comunitaria y no me meta en más casos graves", contó Salgado.

Después -relata- Eliseo Villar llega con el ofrecimiento de siete millones de pesos. "yo no voy a aceptar ese dinero, porque yo no estoy aquí por dinero", le contestó, según su relato. También le llegaron a ofrecer unas vacaciones pagadas para toda su familia en Acapulco.

Salgado dijo que también querían la liberación de Eugenio Sánchez -sobrino de un exdiputado local-, quien fue detenido por la policía comunitaria por robo de ganado.

"Yo no podía decidir a quien soltaban y a quien no", agregó, refiriéndose a que hay una estructura en la policía comunitaria que decide si sueltan a un detenido o no.

Cuando se negó a recibir los 7 millones de pesos, hubo amenazas verbales y después su detención.

"Me detiene el Ejército sin una orden de aprehensión, sin decirme por qué motivo", dijo.

La policía comunitaria en Olinalá

Nestora Salgado vio la necesidad de levantar la voz ante la violencia que vivía su pueblo porque el estado de Guerrero no estaba cumpliendo con su tarea de dar seguridad.

"Nos dimos cuenta que el estado no estaba haciendo su trabajo, nos dimos cuenta que estaban matando a mucha gente, secuestrando a nuestros jóvenes, secuestrando y violando a niños",  dijo Salgado en entrevista con Carmen Aristegui.

"Todo esto sucedía, pero nadie decía nada por miedo", dijo.

Salgado fue la primera mujer en ocupar un cargo en la policía comunitaria  y era conocida como “La Comandanta”. Dijo que eso ocurrió porque la gente "ya estaba cansada".

"Yo vi que se necesitaba a alguien que levantara la voz y se necesitaba a a alguien que denunciara lo que estaba pasando con la gente", contó.

Nestora Salgado dijo que fue el entonces gobernador Ángel Aguirre el que avaló la policía comunitaria de Olinalá y le dio recursos. "No hicimos las cosas fuera de la ley", dijo.

Nestora Salgado, quien cuenta con la ciudadanía de EE.UU., asegura que está en la cárcel porque "al gobierno nunca le va a convenir la organización de un pueblo" y que "no les gustó que nos metiéramos con una autoridad".

"El gobierno de Guerrero hizo caso omiso a las denuncias de todo lo que estaba pasando en Guerrero", acusó. "Si como pueblo no ponemos alto y no exigimos justicia esto va a seguir pasando".