Robert Lewis Dear, de 57 años, disparó en la clínica Planned Parenthood de Colorado el 27 de noviembre de 2015. (Crédito: Colorado Springs Police Department).

(CNN) - Robert Lewis Dear, acusado de matar a tres personas el mes pasado en la clínica de Planned Parenthood en Colorado Springs, Colorado, tuvo una serie de arrebatos en una audiencia el miércoles, cuando dijo: "Soy un guerrero a favor de los bebés".

En un día en el que los fiscales presentaron 179 cargos por delitos graves contra él, Dear, que llevaba un enterizo color aguamarina y grilletes, expresó sus pensamientos... mediante casi 20 exclamaciones durante el procedimiento.

"Nunca sabrán lo que vi en esa clínica", interrumpió Dear durante un argumento en la audiencia de mociones. "Las atrocidades... eso es lo que ellos quieren sellar... los bebés".

En otras ocasiones, dijo: "Soy culpable. No hay pruebas", y "Protejan a los bebés".

Un agente judicial que estaba sentado cerca de Dear, colocó la mano sobre su hombro varias veces en un aparente intento por calmar las interrupciones.

Cuando los abogados hablaron sobre una lista de víctimas en el incidente, Dear, con su expresión facial enmarcada por un mechón de cabello, espetó lo siguiente: "¿Podrían añadir los bebés que se suponía iban a ser abortados ese día? ¿Podrían añadir eso a la lista?"

La policía atendió una emergencia relacionada con un tiroteo en Colorado Springs el 27 de noviembre en la sede de Planned Parenthood. (Crédito: Twitter/@KodyFisherFOX21)

La policía atendió una emergencia relacionada con un tiroteo en Colorado Springs el 27 de noviembre en la sede de Planned Parenthood. (Crédito: Twitter/@KodyFisherFOX21)

Dear hizo referencia a su defensor público, Daniel King, quien también representó al atacante en el cine de Colorado, James Holmes: "¿Saben quién es este abogado? Es el abogado del atacante de Batman... cuando ellos lo drogaron por completo y eso es lo que ellos quieren hacerme".

Mientras King le decía a la corte que habían inquietudes acerca de la competencia de su cliente, Dear decía: "Tú no eres mi abogado".

Después de la acalorada audiencia, el fiscal de distrito, Dan May, dijo que la letanía de cargos contra Dear, de 57 años de edad, incluía ocho posibilidades de asesinato en primer grado, dependiendo de las circunstancias, y 131 cargos de intento de asesinato en primer grado. Nueve personas resultaron heridas.

Todavía queda por programar una audiencia preliminar y una lectura de cargos. "Quiero todo tan pronto como sea posible", le dijo Dear al juez.

May dijo que la decisión en cuanto a si se pedía la pena de muerte se dará en un plazo de unos dos meses después de la lectura de cargos.

Dear está acusado de matar a un oficial de policía y dos civiles en un tiroteo ocurrido el 27 de noviembre. El caso que ha sido analizado estrechamente ya ha unido incluso a los acérrimos opositores en el debate sobre el aborto.

La secretaria de justicia de Estados Unidos, Loretta Lynch, se refirió al tiroteo como un "crimen contra las mujeres que reciben servicios de cuidado de salud". Vicki Cowart, presidenta de Planned Parenthood de las Montañas Rocosas, dijo que cree que el atacante "fue motivado por la oposición al aborto seguro y legal".

El tiroteo ha ocasionado puntos en común entre el liderazgo de Planned Parenthood y el candidato presidencial conservador, Mike Huckabee: Ambos se refirieron a él como un acto de terrorismo.

"Creo que muchos concuerdan en que esto califica como una forma de terrorismo interno", dijo Dawn Laguens, directora de satisfacción al cliente de Planned Parenthood.

Huckabee hizo eco de ese sentimiento.

"Lo que hizo es terrorismo interno y es absolutamente abominable... especialmente para nosotros en el movimiento a favor de la vida, porque no hay nada en nosotros que apruebe o que de alguna manera deje pasar algo como esto", dijo Huckabee.

La cabaña de un ermitaño

Robert Lewis house

Dear aparentemente vivía en soledad en las Carolinas, y luego, más recientemente, en Colorado. Se cree que se mudó de Carolina del Norte a Colorado hace aproximadamente un año y que vive en una casa rodante en un terreno vacío.

Hace más de una década, tuvo algunos roces con la ley mientras vivía en Carolina del Sur, pero no fue condenado.

Robert Dear vivía en una cabaña en Carolina del Norte hasta hace aproximadamente un año.

En 1997, la esposa de Dear lo acusó de agresión doméstica, aunque no se presentaron cargos, según los registros de la oficina del alguacil del condado de Colleton en Carolina del Sur.

En 2002, Dear fue acusado de ser un fisgón; esos cargos fueron desestimados.

En 2003, fue arrestado y acusado con dos cargos de crueldad animal, pero fue declarado inocente en un juicio sin jurado.

Él después estableció su casa en una cabaña de ermitaño en las montañas de Carolina del Norte, informó WLOS, afiliada de CNN. Esta publicó una foto de una cabaña pequeña y básica en los bosques del condado de Buncombe.

La oficina del alguacil allí conocía a Dear por una citación civil emitida en 2014 por permitir que sus perros invadieran.

Videos de Planned Parenthood

Planned Parenthood ha enfrentado recientemente una intensa oposición política y social.

El Centro para el Progreso Médico pasó varios años grabando a empleados de Planned Parenthood y a otras personas.

El Centro para el Progreso Médico pasó varios años grabando a empleados de Planned Parenthood y a otras personas.

Ocho videos encubiertos y publicados durante el verano por los activistas anti-aborto han suscitado la crítica mordaz contra el proveedor de servicios de salud reproductiva. La polémica ha llegado a los pasillos del Congreso, donde los políticos conservadores han exigido que el grupo sea desprovisto de financiamiento.

Planned Parenthood ha dicho que los videos, que presuntamente afirmaban la venta ilegal de órganos fetales, fueron fuertemente editados y no eran correctos.

Al menos tres de los edificios de la organización han sido objeto de vandalismo desde septiembre, poco después de que apareció el último video.

La violencia y el vandalismo son señales preocupantes de que el lenguaje que los líderes políticos utilizan puede tener repercusiones peligrosas, dijo la directora ejecutiva de Planned Parenthood, Cecile Richards, en el programa "AC360" de CNN, el lunes.

"Realmente es preocupante ver el tipo de retórica de odio sobre de Planned Parenthood, sobre las mujeres que vienen a nosotros, sobre los médicos que brindan atención de salud", dijo. "Es muy difícil ver este tipo de incidentes violentos los cuales creo que en ocasiones son alimentados por esta retórica".

"Nunca sabrán lo que vi en esa clínica... Las atrocidades... eso es lo que ellos quieren sellar... los bebés"

Robert Lewis Dear, atacante de Planned Parenthood