(CNN Español) -  Muchos estudios afirman que hay una relación directa entre la felicidad y la buena salud. Según estas investigaciones, quienes tienen mala salud son infelices y tienen una tasa de mortalidad mayor.

Sin embargo, los resultados de un nuevo estudio publicado en The Lancet este jueves podrían desvirtuar esos hallazgos y la creencia popular de que si las personas son felices pueden vivir más años.

El estudio de la Universidad de Oxford llamado The Million Women Study pretendía demostrar si sí había una relación directa entre el bienestar y una mortalidad reducida. Para ello condujo una serie de pruebas en mujeres reclutadas entre 1996 y 2001, quienes fueron monitoreadas electrónicamente para medir factores específicos de mortalidad.

Después de tres años de análisis, a las mujeres se les preguntó por sus percepciones de su salud, felicidad, estrés, sentimientos de control y si se sentían relajadas.

De las 719.671 mujeres analizadas, el 39% dijo sentirse feliz la mayor parte del tiempo. Las participantes que decían que tenían mala salud eran las que afirmaban sentirse más infelices, pero tenían los mismos niveles de riesgo de mortalidad que el porcentaje que se declaraba feliz (presión arterial alta, diabetes, artritis, asma y factores emocionales como depresión y ansiedad).

Los investigadores concluyeron que para las mujeres que estudiaron, es verdad que la mala salud causa infelicidad, pero el estado de ánimo no influye en la mortalidad de las personas.