(CNN Español) - Maurio Macri recibió los atributos presidenciales —la banda presidencial y el bastón de mando— de manos de Federico Pinedo, el presidente provisional del Senado, tras una decisión tomada por la jueza María Romilda Servini, que dispuso que Fernández de Kirchner dejaría de ser presidenta a la medianoche del miércoles.

Cientos de argentinos se congregaron frente al Congreso en Buenos Aires a la espera de la ceremonia en la que Macri tomó juramento como el nuevo presidente de Argentina.

LEE: Las 10 frases de Macri sobre los 5 temas prioritarios de su gobierno

Macri avanzó desde su apartamento de Palermo hasta el Congreso en una caravana de ganaderos a caballo, la guardia presidencial, que fue recibida por sus simpatizantes a las afueras del Senado.

A su llegada al Congreso, Macri, junto con su vicepresidenta electa Gabriela Michetti, firmaron el acta de Congreso.

"Hoy más que nunca quiero decir que tenemos que ser optimistas sobre nuestro futuro", dijo Macri en sus primeras palabras como presidente. "Nuestro gobierno va a trabajar incansablemente para que todos vivamos mejor, sobre todo los que más lo necesitan".

"Queremos el aporte de todos, de los que se sienten de derecha y de los que se sienten de izquierda", afirmó el mandatario e insistió en su política de 'cero pobreza'. "Vamos a urbanizar las villas para transformar las vidas de cientos de familias", añadió.

Macri se refirió a la lucha contra el narcotráfico diciendo que sería uno de los más grandes desafíos de su presidencia.

El nuevo presidente enfatizó en su idea de cambio y evolución. "No podemos seguir pensando en educación con ideas y objetivos del pasado. Hace falta osadía de ideas. Invitamos a todos a sumarse a ser pioneros de un mundo nuevo. Esconder y mentir sobre nuestra realidad es una práctica que nos ha hecho mucho daño".

"Si los argentinos nos unimos, seremos invencibles", finalizó el mandatario.

En una elección histórica del 22 de noviembre —la primera vez en que los argentinos eligieron en segunda vuelta, un balotaje— el candidato oficialista Daniel Scioli fue vencido por Macri, poniendo así fin a 12 años de gobiernos kirchneristas.

El traspaso de mando en Argentina causó mucha polémica.

Este martes Oscar Parrilli —considerado como la mano derecha de Cristina Fernández— dijo que "no están dadas las condiciones" para que la presidenta vaya al Congreso a entregarle la banda presidencial y el bastón de mando al presidente electo.

La ahora expresidenta no estará en la ceremonia, como era tradicional, más no obligatorio según la constitución.

Este miércoles, Fernández de Kirchner se despidió de sus seguidores en dos actos en los que resumió los que considera los logros de su gobierno y lanzó cuestionamientos al presidente electo, Mauricio Macri, quien iniciará su mandato esta medianoche, horas antes de jurar el cargo, por una inédita decisión judicial.