MEDELLÍN, Colombia (CNN) – Tú esperarías verlas en un centro comercial... ¿pero en una ladera colombiana?

Sorprendentemente, las escaleras mecánicas son una de las soluciones innovadoras de transporte que ha ayudado a transformar la vida en un lugar que alguna vez fue conocido como una de las ciudades más peligrosas del mundo.

En la década de 1980 y de 1990, Medellín, al norte de Colombia, estuvo plagada por la violencia entre traficantes de drogas y grupos paramilitares, mientras que la pobreza aisló a grandes sectores de la comunidad.

Ahora la colorida ciudad, la segunda más grande de Colombia, es parte de una imagen completamente más brillante. Un riguroso esfuerzo de paz ha sofocado el conflicto armado, mientras que un reciente informe la clasificó como la economía metropolitana de más rápido crecimiento en América Latina.

La planificación de una ciudad ingeniosa es una de las razones detrás de esta explosión. En lo alto de la ladera de la ciudad, la Comuna 13 es un área que ha estado plagada de violencia y la que alguna vez fue una fortaleza para las guerrillas y los traficantes de drogas.

Sus 12.000 residentes tenían que subir el equivalente de 28 niveles hasta casa después de ganarse la vida a duras penas en la ciudad. Los escarpados caminos hacían imposible que los vehículos tuvieran acceso a este vecindario pobre, lo que dejó a la comunidad aislada e impenetrable.

¿La solución? Una escalera mecánica gigante de 384 metros y con techo color naranja que escala la montaña en seis secciones, con un recorrido que dura tan solo seis minutos. El desarrollo, inaugurado en 2011, se ha convertido en un modelo para la planificación urbana alrededor del mundo.

Más importante aún, a esta simple innovación se le otorga el crédito de ayudar a traer paz y orgullo a una comunidad que alguna vez estuvo plagada con violencia.

El arquitecto Carlos Escobar presentó la idea. "Nadie confiaba en que este proyecto pudiera ser posible. Antes, esta área estaba bajo el control de las pandillas", dijo. "Ahora mismo, esta área se ha convertido en una zona neutral. El control está en manos de la comunidad".

"Es realmente hermoso porque desde la construcción, nunca hemos escuchado nada acerca de violencia en este lugar. Esto ha aumentado el orgullo de la comunidad".

'La gran fuerza unificadora'

Cuando ahora los turistas y residentes de todo Medellín visitan el barrio, este es un ingenioso ejemplo de cómo el transporte puede unir a las clases sociales Y no es el único ejemplo del transporte innovador en Medellín.

Un sistema de teleférico –más comúnmente asociado con los centros vacacionales de esquí– fue construido en 2004, y unió otras partes de los suburbios subdesarrollados de Medellín con el centro de la ciudad.

Conocido por los locales como Metrocable, esta ha sido la primera vez que se han instalado góndolas para transporte público y esto ha sido replicado en ciudades que van desde Río de Janeiro en Brasil hasta Caracas en Venezuela, Ankara en Turquía y La Paz en Bolivia.

Ahora hay tres líneas de teleférico que transportan 20.000 pasajeros al día, lo que convierte una caminata agotadora en un recorrido fluido para miles de "medellinenses".

Y la más nueva modalidad de transporte de la ciudad –que se espera que esté en funcionamiento en 2016– es el Tranvía.

Con aspecto de tren bala y equipado con llantas de caucho, este ha sido diseñado especialmente para la empinada superficie de Medellín. Es el orgullo y la alegría del alcalde saliente, Aníbal Gaviria.

"El sistema de transporte de Medellín es el gran promotor de la unión", dijo Gaviria. "Este no solo une la ciudad en un sentido geográfico, sino que también lo hace con los diferentes estratos sociales. Elimina las barriadas y genera un sentido de pertenencia entre los ciudadanos de Medellín".

Él afirma que Medellín pone mucho énfasis en el transporte porque es allí donde las personas pierden mucho tiempo y al prestar la misma calidad en el servicio a todos los ciudadanos por igual, esto genera igualdad.

Gaviria agregó: "Los lugares donde tenemos teleféricos, el Tranvía y las escaleras eléctricas son sitios que actualmente son más pacíficos y con niveles más bajos de pobreza y desigualdad".